Enlaces para accesibilidad

Fiscalía intenta probar racismo de Zimmerman

  • Voz de América - Redacción

El abogado de la defensa Don West habla con su cliente durante el juicio en su contra en la corte de Seminole, Sanford, Florida.

El abogado de la defensa Don West habla con su cliente durante el juicio en su contra en la corte de Seminole, Sanford, Florida.

En el segundo día en corte la fiscalía presenta como evidencia grabaciones de llamadas al 911 hechas por Zimmerman seis meses antes del enfrentamiento con Trayvon Martin.

En el segundo día del juicio contra George Zimmerman, acusado de asesinato en segundo grado por disparar y matar a Trayvon Martin de 17 años, la fiscalía pugna porque la jueza acepte como evidencia las grabaciones de unas llamadas por teléfono hechas por el acusado a la policía seis meses antes del altercado en el vecindario de Sanford, Florida.

Zimmerman, un vigilante voluntario realizó llamadas a las autoridades para notificar la presencia de “sospechosos” a los que describe como “negros”.

De esta manera la fiscalía busca elaborar un patrón de comportamiento y demostrar que Zimmerman es culpable ya que para la parte acusadora demuestra su punto de vista sobre las personas que caminaban por su vecindario a quienes consideró “sospechosos”.

Por su parte la defensa argumenta que las llamadas solo demuestran el comportamiento de un “buen samaritano” preocupado por la seguridad en su barrio.
Wendy Dorival, programa y coordinadora del programa voluntario de vigilancia de la policía de Sanford rindió testimonio.

Wendy Dorival, programa y coordinadora del programa voluntario de vigilancia de la policía de Sanford rindió testimonio.



Durante el segundo día de audiencia también dio testimonio Wendy Dorival, una voluntaria de la policía encargada del programa de vigilancia voluntaria de vecindarios, quien explicó en qué consiste y cómo Zimmerman colaboraba con el programa.

Después del receso la corte retomó la audiencia y rindió testimonio un oficial de la policía, quien describió la noche en que Zimmerman disparó en el pecho al adolescente afroestadounidense Trayvon Martin y los intentos que la autoridad realizó por tratar de reanimarlo hasta que llegó el equipo de emergencia.

George Zimmerman de 29 años se ha declarado inocente y que el altercado con Trayvon Martin fue en defensa propia, y que no tiene nada que ver con un ensañamiento racial.
XS
SM
MD
LG