Enlaces para accesibilidad

EE.UU: congresista herida de bala


El parqueo donde fue baleada la legisladora fue acordonado de inmediato por la policía.

El parqueo donde fue baleada la legisladora fue acordonado de inmediato por la policía.

La representante federal recibió un disparo en la cabeza en Tucson, Arizona, en un ataque en el que murieron al menos 6 personas.

La congresista demócrata Gabrielle Giffords fue herida de un tiro en la cabeza cuando un agresor abrió fuego en el sitio donde la legisladora hablaba con un grupo de sus electores en la ciudad de Tucson, en Arizona.

En el tirotero murieron al menos seis personas, entre ellas un juez federal, una niña de 9 años y un colaborador de la congresista. Más de una docena de personas resultaron heridas, en un suceso que ha estremecido a toda la nación.

"Es una tragedia para Arizona, y una tragedia para todo el país", declaró el presidente Barack Obama.

El agresor fue detenido por la policía e identificado como Jared Loughner, de 22 años, quien hizo los disparos a quemarropa con una pistola. El joven dijo haber actuado solo pero las autoridades no están muy convencidas. El lugar fue acordonado de inmediato por la policía.

Tras ser intervenida quirúrgicamente de urgencia había distintas versiones sobre el estado de Giffords, pero un portavoz del Hospital Universitario de Tucson dijo que era crítico.

A pesar de la gravedad de la congresista, el jefe de traumatología del hospital, Peter Rhee, dijo que se sentía “optimista respecto a su recuperación".

El presidente Obama informó que se había iniciado una amplia investigación y que había dado instrucciones al director del FBI, Robert Mueller, de que se trasladara a Arizona a coordinar la pesquisa.

El líder de la Mayoríia del Senado, Harry Reid, dijo lamentar el incidente.

"Actos irracionales de violencia como este nos afectan a todos", dijo el senador por el estado de Nevada.

El republicano John Boehner, presidente de la Cámara de Representantes, declaró estar "horrorizado" por el ataque. “Los actos y amenazas de violencia contra funcionarios públicos no tienen lugar en nuestra sociedad (...)Es un día triste para nuestro país", añadió.

La gobernadora del estado de Arizona, Joan Brewer, dijo sentirse "devastada" porque la congresista Giffords "es más que una colega, una amiga".

"Quienes hayan hecho esto, cualquiera sea su razón, son una desgracia para Arizona, para este país y para la raza humana, y merecen y van a recibir el desprecio de toda la gente decente y el castigo más duro de la ley", dijo en un comunicado el senador republicano John McCain.

Giffords, de 40 años, resultó reelecta para un tercer mandato en el Congreso en las elecciones de noviembre último, y esta semana prestó juramento como tal en el Capitolio en Washington.

La legisladora, que se impuso en los comicios por estrecho margen frente a un candidato apoyado por el movimiento conservador del "Tea Party", está casada con el astronauta de la NASA Mark Kelly.

Giffords, que habla español, ha defendido como congresista una reforma migratoria que permita poner orden a la inmigración en EEUU, y también ha enfocado sus esfuerzos en asuntos militares, la investigación con células madre y las energías alternativas.

Su oficina fue una de las sedes demócratas atacadas en marzo de 2010, antes de la aprobación definitiva de la reforma de salud impulsada por el presidente Barack Obama.

XS
SM
MD
LG