Enlaces para accesibilidad

Antoinette Tuff evitó otra masacre


Antoinette Tuff, una empleada de la escuela en Georgia convenció al pistolero, Michael Hill, que se rindiera.

Antoinette Tuff, una empleada de la escuela en Georgia convenció al pistolero, Michael Hill, que se rindiera.

La empleada de la escuela en Georgia donde se produjo un tiroteo fue quien llamó al 911 y convenció al pistolero de rendirse.

Todavía con muchas preguntas por responder y con una heroína en su comunidad, los niños de la escuela elemental Ronald E. McNair Discovery Learning Academy en Georgia volvieron a clases este jueves, luego de vivir momentos de tensión.

El martes un joven vestido de negro y portando un AK-47, identificado como Michael Brandon Hill, de 20 años, irrumpió en el centro educativo con la misiva de disparar a quien sea.

Gracias a la oportuna intervención de Antoinette Tuff, una de las empleadas de la escuela, el tiroteo no tuvo un trágico final, evitando una masacre como la ocurrida en diciembre de 2012 en la escuela Sandy Hook en Connecticut.

“A él no le importa si muere y dice que debió haber ido a un hospital siquiátrico porque se encuentra sin su medicación”, revela la llamada a la línea de emergencia 911 que hizo Antoinette, quien se desempeña como contadora del centro educativo y se encontraba en la recepción cuando llegó el pistolero.

Luego de analizar la conversación entre la operadora y Antoinette, las autoridades señalaron que la mujer hizo lo correcto y gracias a su intervención logró que el pistolero se rinda sin que nadie salga herido por lo que ahora es vista como una heroína.

“Yo no soy un héroe, yo estaba aterrorizada”, dijo Tuff, quien en todo momento trató de convencer a Hill para que se entregue a las autoridades.

Hill se enfrentó a la policía afuera de la escuela donde realizó al menos seis disparos, luego volvió al interior del centro, y fue cuando intentó salir por segunda vez que la mujer logró convencerlo al decirle que "no se sienta mal" porque, por ejemplo, ella había sido abandonada por su esposo después de más de 20 años de casada y tenía un hijo con discapacidades.

"Todo va estar bien, bebé", se escucha que le dice a Hill en la grabación.

"Yo temía que al salir nuevamente, disparara, como él decía 'a quién sea' y quede algún policía herido o uno de los niños", cuenta Antoinette.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG