Enlaces para accesibilidad

EE.UU.: soldado acusado de crímenes

  • Voz de América - Redacción

Una corte marcial juzga a sargento del ejército estadounidense por la matanza de varios civiles y otras atrocidades en Afganistán.

Varios militares han testificado ya en la corte marcial que juzga a un sargento estadounidense acusado de cometer crímenes de guerra cuando estaba al frente de un pelotón del ejército de EE.UU. en Afganistán.

De ser hallado culpable, Calvin Gibbs, de 26 años, encara una pena de cadena perpetua sin posibilidad de salir de la cárcel bajo libertad condicional. El juicio se lleva a cabo en la base militar de Lewis-McChord, en el estado de Washington.

Al sargento se le imputan tres cargos por asesinatos y otros 13 relacionados con diversas atrocidades cometidas en remotas áreas de la provincia afgana de Kandahar, donde según la fiscalía el acusado fabricó falsas escenas de combates y planeó la muerte de civiles.

Entre las víctimas habría figurado un adolescente de 15 años desarmado, con el que después de muerto los soldados posaron para una fotografía, como la difundida luego por una publicación alemana y presentada como evidencia en el juicio.

Uno tras otro, los integrantes del pelotón de Gibbs, algunos de ellos ya declarados culpables, han testificado en la corte sobre el consumo de drogas en su unidad y el odio que sentía el sargento por los afganos, a los que calificaba de salvajes.

El jurado militar que decidirá la suerte del acusado ya revisó varias evidencias, incluidas fotos de dedos mutilados que, según testigos, Gibbs cortaba a los afganos y guardaba como trofeos.

XS
SM
MD
LG