Enlaces para accesibilidad

Correa defiende presidencia vitalicia

  • Voz de América - Redacción

Rafael Correa es presidente de Ecuador desde 2007.

Rafael Correa es presidente de Ecuador desde 2007.

El presidente ecuatoriano Rafael Correa dijo que no ha decidido si se postulará de nuevo para el 2017 pero que hay que modificar la Constitución y permitir la reelección sin límite de tiempo.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha pedido a los legisladores oficialistas—que son mayoría en el parlamento—que establezcan la reelección por tiempo indefinido en todos los cargos públicos, un cambio que podría perpetuarlo en el poder.

Aunque señaló que aún analiza si se postula nuevamente a la presidencia en los comicios de 2017, indicó que había decidido “solicitar a nuestro bloque de asambleístas (...) que se enmiende la Constitución para establecer la reelección indefinida en todos los cargos de elección popular".

La carta constitucional en vigor desde 2008 autoriza la reelección presidencial solo una vez, sea de manera consecutiva o no. Correa fue reelecto en 2013 para un nuevo mandato de solo cuatro años.

"En lo personal, pueblo ecuatoriano, queridas hermanas y hermanos, mi decisión sobre una nueva candidatura presidencial la tomaré en función de lo que decida el movimiento al que me pertenezco, Alianza País (AP)”, dijo el presidente.

En el poder desde 2007, Correa dijo tras ser reelecto el año pasado que se retiraría de la vida política pero su partido político sufrió un revés electoral en los comicios de febrero pasado y perdió uno de sus principales bastiones, Quito, la capital, junto a otras importantes ciudades.

"Mi cargo siempre estará a disposición del pueblo ecuatoriano—dijo—. Creo en el poder del amor, no en el amor al poder. Espero pasar por el poder pero, sobre todo, que el poder pase por mi", pero aclaró que tiene la misión de "impedir la restauración conservadora" en Ecuador que según dijo está en marcha.

Correa reiteró que defenderá su “revolución ciudadana” y aseveró que con la complicidad de ciertos medios de prensa, de gobiernos locales, la derecha nacional e internacional y de la "supuesta extrema izquierda de siempre, se nos prepara un golpe (de Estado) suave al estilo del que está sufriendo Venezuela".

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG