Enlaces para accesibilidad

Ecuador suspende policías rebeldes


Las fuerzas militares leales al presidente de Ecuador permitieron aplacar la revuelta policial.

Las fuerzas militares leales al presidente de Ecuador permitieron aplacar la revuelta policial.

Las autoridades policiales en Ecuador suspendieron a 13 oficiales con varios años de antigüedad por la rebelión policial ocurrida a fines de septiembre.

Los oficiales suspendidos son sospechosos de haber jugado un papel fundamental en el violento levantamiento de la policía contra recortes de presupuesto.

La Policía informó que los tres oficiales podrían ser retirados si se confirman las sospechas de su participación en la revuelta.

Por lo menos ocho personas murieron cuando policías y soldados disidentes tomaron las calles de Quito para manifestar contra los planes del gobierno de recortar bonos y promociones.

Policías descontentos confrontaron al presidente Rafael Correa y le lanzaron gases lacrimógenos cuando trataba de reunirse con ellos.

Correa se refugió en un hospital desde donde fue rescatado por tropas leales. El Presidente dijo que fue víctima de un intento de golpe de Estado.

Cabecilla de la revuelta

A la vez, el presidente Rafael Correa identificó a un policía de una unidad élite de Ecuador, desarticulada en 2009 por casos de represión, como uno de los cabecillas de la revuelta de centenas de uniformados el 30 de septiembre.

"Sabemos ya que uno de los cabecillas de este amotinamiento es uno de los policías del Grupo de Apoyo Operacional (GAO), unidad que desarticulamos por represora", expresó el mandatario y agregó que el uniformado "no está preso, pero tiene medidas cautelares".

Correa también denunció que agentes implicados en casos de violación de derechos humanos fueron autores de pasquines y correos electrónicos enviados a la tropa para incentivar la rebelión contra el gobierno.

XS
SM
MD
LG