Enlaces para accesibilidad

OEA estudia citar a cancilleres por caso Assange

  • Voz de América - Redacción

El organismo convocó a una asamblea para este viernes, mientras que el ALBA y la Unasur se reunirán el fin de semana en Guayaquil.

Tras realizar una sesión extraordinaria este jueves, el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) convocó a una nueva reunión este viernes para tratar la situación entre Ecuador y el Reino Unido, luego de que el gobierno británico aseguró que no obstante el asilo político otorgado por el país suramericano al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, no le entregará el salvoconducto para salir del país.

¿Atrapado sin salida?

Aunque Ecuador confirmó que le concederá asilo diplomático, la llegada de Julian Assange a dicho país podría ser virtualmente imposible. El Reino Unido ha dicho que tiene la obligación legal de extraditarlo.

El problema es que, si quiere llegar a Ecuador, el fundador de WikiLeaks tendría que pisar suelo británico. Assange necesitaría viajar hasta un aeropuerto y no hay ruta para hacerlo sin entrar en territorio donde puede ser detenido y extraditado a Suecia.

La embajada de Ecuador en Londres está en el segundo piso de un edificio, según señala el diario español El País.

Salir del edificio para abordar un automóvil con bandera diplomática implicaría poner pie en zona británica y no hay forma de evitarlo si se quiere ir desde el piso donde permanece Assange hasta el garaje o hasta la salida.

El ex magistrado Baltasar Garzón, quien actúa como defensa del fundador de WikiLeaks, ha dicho anteriormente que el Reino Unido debería otorgar a Assange un salvoconducto en caso de que éste recibiera el asilo de Ecuador y calificó como “impensable” que le fuera negado.

Sin embargo, el Reino Unido ha desestimado esta posibilidad, por lo que, por ahora, la salida de Assange sin riesgo de ser arrestado parece prácticamente imposible.
El organismo hemisférico decide este viernes si se hace necesario convocar una Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores de los estados miembros, solicitada por la embajadora de Ecuador ante el organismo y que se realizaría el 23 de agosto.

Por su parte, durante la reunión de este jueves, Estados Unidos reafirmó su posición de que este es un asunto entre Ecuador, Reino Unido y Suecia, por lo que considera que una reunión de cancilleres no tendría una reacción útil.


Una decisión polémica

Tras el anuncio del canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, sobre otorgar asilo diplomático al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, el gobierno británico aseguró que no le entregará el salvoconducto para salir del país.

"No vamos a permitir que el señor Assange salga del Reino Unido, tampoco hay ninguna base legal para que lo hagamos", dijo el secretario de Asuntos Exteriores William Hague, en una conferencia de prensa en Londres. "El Reino Unido no reconoce el principio de asilo diplomático", añadió .

Asimismo Hague estimó que la disputa sobre el caso de Assange podría prolongarse por un tiempo considerable y negó que hubiera una amenaza para tomar por asalto la embajada de Ecuador en Londres, donde Assange se encuentra refugiado desde el 19 de junio.

Por su parte, el abogado de Assange, el ex juez español Baltasar Garzón, afirmó que detrás de la solicitud de extradición en Suecia se esconden intereses estadounidenses y que si Londres no otroga el salvoconducto a su defendido, acudirá a la justicia internacional.

"Lo que tiene que hacer Gran Bretaña es aplicar las obligaciones diplomáticas de la Convención del Refugiado y dejarle marchar dándole un salvoconducto. De lo contrario, acudiremos a la Corte Internacional de Justicia (CIJ)", señaló Garzón al diario El País de España.

A su vez, la portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Victoria Nuland, prefirió no hacer comentario alguno al respecto de esta decisión, aunque negó que el gobierno estadounidense esté ejerciendo influencia en Gran Bretaña en este controvertido caso.

"No hay información para indicar que sea verdad", declinó Nuland en rueda de prensa, donde también afirmó que el caso de Assange “Es un tema entre los países involucrados y no tenemos previsto interponernos”.

Mientras tanto, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), manifestó su apoyo al gobierno ecuatoriano y convocó una reunión extraordinaria para este sábado.

El fundador de WikiLeaks agradecido con Ecuador

El canciller Patiño había justificado la decisión por la mañana del jueves diciendo que "el gobierno de Ecuador, fiel a su tradición de proteger a quienes buscan amparo en su territorio, en los locales de sus misiones diplomáticas, ha decidido conceder asilo diplomático al ciudadano Julian Assange en base a la solicitud presentada".

Assange, desde la embajada de Ecuador en Londres dijo estar agradecido con el presidente Rafael Correa y su gobierno por el asilo que evitaría que sea extraditado desde Gran Bretaña a Suecia, donde se le requiere por delitos sexuales.

"Le agradezco al pueblo de Ecuador, al presidente Rafael Correa y a su gobierno", dijo en declaraciones al periódico inglés The Guardian, añadiendo que "no fue Gran Bretaña ni mi país natal, Australia, la que me protegió de la persecusión, sino que una nación valiente e independiente de Latinoamérica",

El canciller explicó en rueda de prensa que la decisión (vea aquí el documento completo) la basó en once puntos, uno de ellos fue que Assange compartió con el público información de interés general que afectó a funcionarios y a terceros, por lo que su vida podría correr peligro.

Patiño dijo que Ecuador está consciente de que la Fiscalía sueca ha tenido una actitud contradictoria y que impidió a Assange ejercer su legítima defensa en los casos de presunta violación de dos mujeres, cargos por los que es requerido en Suecia.

El canciller dijo también que existe la posibilidad de que peligre la vida de Assange, incluso por la pena capital que pueda ser aplicada en Estados Unidos, que es lo que teme el australiano fundador de WikiLeaks.

Patiño añadió además que la decisión se basa en el beneplácito que ha recibido Ecuador por albergar a los refugiados y darles protección, en el Convenio de Ginebra, la Convención de Asilo diplomático de 1954, la Declaración 2312 de 1967, la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Assange ha estado refugiado en la embajada ecuatoriana en un intento por evitar que lo extraditen a Suecia, donde es buscado por acusaciones de delitos sexuales.

El ministerio británico de Exteriores dijo que la decisión del gobierno ecuatoriano sobre Assange "no variará en absoluto" su postura, pues tiene la "obligación legal" de extraditarlo a Suecia.

"Estamos decepcionados con el comunicado del ministro de Exteriores de Ecuador. Bajo nuestras leyes, el señor Assange ha agotado todas las opciones de apelación. La decisión del gobierno ecuatoriano no cambia nada", comunicó la institución a través de un comunicado.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG