Enlaces para accesibilidad

G-8 se reúne mientras empeora economía mundial

  • Voz de América - Redacción

Camp David, en Maryland, lugar sede de la reunión de jefes de Estado del G-8 que arranca este viernes 19 de mayo de 2012.

Camp David, en Maryland, lugar sede de la reunión de jefes de Estado del G-8 que arranca este viernes 19 de mayo de 2012.

Existe el temor de que los países de la eurozona no puedan dar seguimiento a las medidas necesarias para resolver sus problemas.

La reunión del grupo G-8 que arranca mañana viernes en Camp David, estado de Maryland, adquiere un carácter urgente en medio de la turbulencia de las economías mundiales que aguardan el desenlace de la zona euro, en donde países como Grecia, España, Italia y Francia deberán tomar decisiones respecto del balance entre crecimiento y austeridad.

En la reunión, en la que el presidente estadounidense Barack Obama será el anfitrión, participan las ocho más grandes potencias económicas, que hoy incluye, además de Estados Unidos, a Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido, Canadá y Rusia. El presidente de Comisión Europea también participa formalmente.

Los líderes de Alemania, Francia e Italia, como gestores del plan de rescate de Grecia, probablemente llevarán el peso de esta reunión.

El problema es que el primer ministro italiano Mario Monti apenas tomó posesión del gobierno en noviembre pasado y aunque ha restringido el gasto en su país, todavía tiene que conseguir apoyo parlamentario para los cambios y regulaciones más amplias que se necesitan para que la economía de Italia vuelva a crecer.

El recién elegido Francois Hollande, que casi viaja directo de su toma de posesión, quiere poner más énfasis en el crecimiento económico, pero podría encontrar resistencia si propone hacerlo mediante el aumento de la deuda pública.

Angela Merkel, reticente a cambiar la estrategia acordada, se ve obligada ahora a convivir con Hollande y ha dicho que puede estar dispuesta a una mayor inversión centralizada en Grecia para ayudar a sacarla de la recesión.

Y por supuesto está el anfitrión, Barack Obama, que arranca campaña para una elección presdiencial que se puede complicar aún más, si el anémico crecimiento del empleo en Estados Unidos retrocede por la profundización de la crisis global.

La grave situación en España, que aunque no es parte del G-8, empeoraba este jueves, deja en entredicho las medidas de emergencia que hasta ahora se han tomado en Europa para resolver la crisis.

“Todavía les falta mucho por recorrer, tienen muchos retos y necesitan asegurarse de que pueden convencer al mundo que los van a saber manejar”, dijo este martes el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner.

El primer ministro británico, David Cameron, advirtió el miércoles en el parlamento que la región euro estaba “al borde del rompimiento” por la parálisis política griega y las diferencias entre los países sobre las medidas a tomar. “Esa es la decisión que tienen que tomar y es una decisión que no pueden posponer por mucho tiempo”, dijo.

En Madrid, el primer ministro Mariano Rajoy dijo el miércoles que la economía española estaba amenazada por una eventual salida de Grecia del euro, lo cual podría provocar una retirada de inversionistas, a pesar de las promesas europeas de apoyo.

“Ahora hay un serio riesgo de que (los inversionistas) no nos presten más dinero o que lo hagan a tasas astronómicas”, dijo Rajoy.

El ministro de Finanzas de Canadá, James Flaherty dijo temer que los países de la eurozona no puedan dar seguimiento a las medidas necesarias para resolver sus problemas.

“Toda la eurozona está en el aire”, dijo Flaherty.

Y en la misma situación puede estar la economía mundial.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG