Enlaces para accesibilidad

Presionan a Merkel para que deje ir a Grecia

  • Voz de América - Redacción

La canciller alemana Angela Merkel y sus colegas parlamentarios se alinean para votar por un paquete de ayuda a Europa. La presión sobre la canciller para que deje ir a Grecia va en aumento.

La canciller alemana Angela Merkel y sus colegas parlamentarios se alinean para votar por un paquete de ayuda a Europa. La presión sobre la canciller para que deje ir a Grecia va en aumento.

La salida de Grecia del euro ya no es un asunto tabú para los expertos o dentro de la coalición del gobierno alemán. "Ha perdido el factor de miedo".

La presión sobre la canciller de Alemania, Angela Merkel, aumentó este martes cuando uno de sus socios en la coalición de gobierno se manifestó a favor de la salida de Grecia del euro.

"Si Grecia dejase de pertenecer a la eurozona, eso podría crear confianza en los mercados", dijo Patrick Doering, secretario general del Partido Democrático Liberal (FDP) que participa en la coalición de gobierno en declaraciones publicadas el martes.

Durante el fin de semana, otro de los líderes del FDP, Philipp Roesler, que además es vicecanciller de Alemania y ministro de Economía, dijo que la salida de Grecia del euro ya no era un asunto tabú para los expertos o dentro de su partido. "Ha perdido el factor de miedo", señaló Roesler.

En declaraciones al canal de televisión ARD, Roesler afirmó sentirse más que escéptico sobre si Grecia podría cumplir las condiciones de su paquete de ayuda. Ante una situación de insolvencia, los griegos decidirían por sí mismos abandonar la moneda común, añadió el líder del FDP.

Doering es el último representante de un partido de la coalición de Merkel que pide la salida de Grecia para su propio beneficio y para prevenir el contagio, consciente del costo cada vez mayor de rescatar a los países más frágiles de la eurozona.

La agencia de calificación crediticia Moody's admitió esa carga a última hora del lunes, rebajando su perspectiva para Alemania a negativa desde estable.

Los inspectores de la 'troika' internacional, formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europea y el Fondo Monetario Internacional, llegaron el martes a Atenas para centrarse en los 11.700 millones de euros que Grecia necesita recortar en 2013 y 2014.

Los comentarios de Roesler fueron definidos como imprudentes por el eurodiputado del FDP, Jorgo Chatzimarkakis, político alemán de origen griego.
"Sus palabras (de Roesler) fueron desacertadas y las pronunció incluso antes de que la troika llegase a Atenas", dijo el eurodiputado en una entrevista de radio.

"Alemania es altamente dependiente del desarrollo del euro y lo necesitamos como una divisa de referencia. Es temerario situar a los mercados en esta espiral negativa con comentarios como estos", añadió Chatzimarkakis.

Grecia solicita dos años más de plazo para alcanzar los objetivos marcados en el plan de rescate, pero sus prestamistas se han opuesto a esta idea porque implicaría una mayor ayuda financiera.
XS
SM
MD
LG