Enlaces para accesibilidad

Diversificación de flora salvaría a las abejas

  • Jan Sluizer

Abejas en Peoria, Illinois: Su salvación podria estar en la diversificación de la flora.

Abejas en Peoria, Illinois: Su salvación podria estar en la diversificación de la flora.

Los científicos señalan que algunos arbustos nativos han resultado exitosos no solo en atraer abejas, sino también en retener agua y mejorar la tierra.

Una nueva mezcla de flores, arbustos, y pastos podría ayudar a resucitar la declinante población de abejas en Estados Unidos o por lo menos eso están tratando de probar científicos en California.

“Con la intensificación agrícola y la urbanización, las abejas han perdido mucho de su hábitat natural, la cual es esencial para su alimentación. El polen y néctar son el 100 por ciento de su dieta”, dice Jessa Kay Cruz de la Sociedad Xerces, un grupo conservacionista con base en Oregón. “Así que para sobrevivir dependen totalmente de cierto tipos de flores”.

Cruz y Margaret Smither-Kopperl, una botánica del Lockeford Plant Materials Center localizado en Valle Central, California, han creado una diversa mezcla de plantas para identificar la combinación adecuada que ayudaría a atraer la mayor cantidad de abejas durante la primera y el verano.

“Hemos pasado mucho tiempo diseñando diferentes mezclas de flores silvestres para encontrar una específica para polinizadores,” explicó Cruz.

Smither- Kopperl dice que algunos arbustos nativos como la uva de Oregón, el arbusto coyote y el capullo rojo occidental, han resultado exitosos no solo en atraer abejas, sino también en retener agua y mejorar la tierra.

En Norte América hay 4.000 especies de abejas silvestres. Estas especies han estado desapareciendo en las últimas cuatro décadas, y desde el invierno del 2006, el misterioso Colapso de colonias, un desorden que está siendo estudiado por los científicos, ha causado la desaparición de las abejas de miel. En promedio, cada invierno los apicultores pierden un tercio de sus colmenas de abejas.

Importadas originalmente para producir miel, estos pequeños insectos se han convertido en excelente polinizadores de los cultivos en EE.UU. convirtiéndose en una parte central de la industria agraria.

“Alrededor del 85 por ciento de las plantas requieren polinizadores para reproducirse”, dijo Cruz. “En nuestros ecosistemas de agricultura, alrededor de uno en cada tres bocados de comida o bebida que consumimos requiere un polinizador”.

Los apicultores viajan cada primavera a cultivos que están a punto de florecer. Este mes, más de 3.500 camiones llenos de abejas llegarán a California para polinizar alrededor de 400.000 hectáreas de almendros durante un periodo de tres semanas. Los almendros dependen completamente de estas abejas para reproducirse.

Por esta razón, Cruz y Smither-Kropperl trabajan con agricultores, alentándolos a plantar arbustos como los del centro Lockeford, en áreas que no tienen cultivos. Smither-Kropperl enfatizó que el costo de estas medidas de conservación se podría cubrir usando fondos del gobierno federal.

“Estamos tratando de evitar que los polinizadores disminuyan, así que ayudamos a la especie en peligro”, dijo Cruz. “Y los agricultores a su vez están incrementando la polinización de sus cultivos a sus cultivos cercanos".

Cruz y Smither-Kropperl subrrayan que ya han descubierto que la biodiversidad es la clave para el éxito, pero también aceptan que todavía falta mucho para que las poblaciones de abejas vuelvan a prosperar.

XS
SM
MD
LG