Enlaces para accesibilidad

Dos iPhones: la "nueva" estrategia de Apple

  • Voz de América - Redacción

Phil Schiller, Apple's senior vice president of worldwide product marketing, speaks on stage during the introduction of the new iPhone 5c and 5s in Cupertino, California, Sept. 10, 2013.

Phil Schiller, Apple's senior vice president of worldwide product marketing, speaks on stage during the introduction of the new iPhone 5c and 5s in Cupertino, California, Sept. 10, 2013.

La idea de Apple parece ser la de segmentar su propio mercado, literalmente entre pobres y ricos, tratando de competir en precio y calidad.

En una batalla mercadológica que recuerda la guerra de las PCs contra las Mac, Apple ha lanzado dos versiones de su exitoso iPhone, una versión sofisticada –el iPhone 5S—que apunta a ser “el estándar de oro de los móviles” y la otra “de plástico sin arrepentimiento”, como dice su lema, con el iPhone 5C.

Ambas versiones comparten un renovado sistema operativo, una cámara fotográfica más sofisticada, mejor resolución, tecnología de barrido de huellas digitales para una mejor seguridad y en un reto contra Office de Microsoft, la inclusión de los programas de texto, edición de fotos y video, presentaciones y hojas electrónicas completamente gratis.

La idea de Apple parece ser la de segmentar su propio mercado, literalmente entre pobres y ricos, tratando de competir, por un lado con los precios de los teléfonos que funcionan con el sistema operativo Android que cuestan menos pero que tienen características que ni siquiera tiene el iPhone, como una pantalla más grande, y con la innovación, otrora su ventaja principal, en la que ahora compite con fabricantes como Samsung Electronics, el dominante en el mercado de teléfonos celulares.

Una estrategia parecida la usó Apple cuando el difunto Steve Jobs lanzó las iMac de colores, livianas, de baquelita, baratas pero mejores o comparables a las PCs de fabricantes como Hewlett-Packard, Texas Instruments, Dell, Panasonic y otros fabricantes japoneses.

Las presentaciones de los nuevos teléfonos se da en medio del intento de la empresa más valiosa del mundo por intentar recobrar el segmento del mercado que ha perdido durante los pasados dos años y que ahora pertenece a Samsung que tiene un 32% del mismo, versus el 14% para Apple.

En ese sentido, el iPhone 5S en oro, plata y negro, con un procesador más rápido, una cámara capaz de tomar secuencias, video en cámara lenta, y otras características adicionales, es lo suficientemente atractivo como para entusiasmar a sus más exigentes seguidores en el mercado nacional.

Y por otro lado, el iPhone 5C tiene un precio y una presentación atractivos para los más jóvenes y para los mercados extranjeros como el de China, donde la gente no tiene tanto dinero como para pagar por un iPhone como la gente en Estados Unidos.

Irónicamente el iPhone 5C se venderá por 4.488 yuanes ($730 dólares) en China, casi $200 dólares más que su precio en Estados Unidos que es de $549 dólares y sólo $150 dólares menos que el aparato de gama alta, el 5S.

China, con sus 1.400 millones de habitantes, es el mayor mercado mundial de teléfonos inteligentes.
XS
SM
MD
LG