Enlaces para accesibilidad

Críticas y elogios a Jorge Ramos por enfrentamiento con Trump

  • Voz de América - Redacción

Jorge Ramos es sacado del recinto durante se desarrollaba la conferencia de prensa con Donald Trump.

Jorge Ramos es sacado del recinto durante se desarrollaba la conferencia de prensa con Donald Trump.

El periodista de origen mexicano dice que el asunto de la inmigración "es personal". Un republicano lo acusa de ser más un intercesor que un periodista.

La confrontación entre el aspirante republicano a la presidencia, Donald Trump, y el presentador de Univisión, Jorge Ramos, ha provocado reacciones contrarias entre los conservadores republicanos y los hispanos: los primeros lo critican por su parcialidad, los segundos lo defienden por su valentía.

Ramos, ciudadano estadounidense de origen mexicano, fue expulsado el martes del recinto donde se realizaba una conferencia de prensa con Trump en Iowa por insistir en cuestionar al millonario sobre temas migratorios.

El periodista dijo que el asunto de la inmigración "es personal", y que cuando Trump manifiesta puntos de vista que incluyen la deportación masiva y revocar la ciudadanía a niños nacidos en Estados Unidos de padres que se encuentran en el país sin permiso, "él está hablando sobre mí" y sobre todos los otros estadounidenses hispanos nacidos en otro país.

El miércoles por la noche, en Fox News, Ramos dijo que "claramente a Donald Trump no le gustaron mis preguntas y (...) él trató de silenciarme; y en este país no se puede hacer eso. Soy un ciudadano estadounidense, soy un inmigrante, soy un reportero, y yo tengo derecho en este país a hacer cualquier pregunta que quiera".

Pero Trump consideró que Ramos estuvo "totalmente fuera de tono" en la conferencia de prensa.

"Este hombre se pone de pie y comienza a despotricar y a gritar, siendo, honestamente, muy irrespetuoso con los otros reporteros", dijo Trump el miércoles en el programa Today de la cadena NBC.

Además de ser “desagradablemente” beligerante, Ramos también es acusado de ser parcial cuando defiende las causas de la comunidad hispana.

"No hay duda de que [Ramos] es importante y que tiene mucha influencia, pero pienso que la gente ahora reconoce de alguna manera que él es más un intercesor que un periodista", dijo Sean Spicer, director de comunicación del Comité Nacional Republicano.

El presidente y CEO de la Coalición Nacional de Medios Hispanos de Estados Unidos, Alex Nogales, desestima tales señalamientos.

En conversación telefónica con la Voz de América hace algunos días, dijo que “esto es solo un ataque de los “gringos” que siempre exageran, y si hay alguien como Jorge Ramos que está intercediendo por nuestra comunidad, yo lo aplaudo”.

Mark Feldstein, un veterano periodista de TV y ahora profesor de periodismo en la Universidad de Maryland, dijo a The Associated Press que existen diferentes estándares sobre objetividad periodística fuera de Estados Unidos, particularmente en América Latina.

Reconoció que aunque hoy también se ve más activismo en el periodismo estadounidense, "es imposible imaginar a un presentador de noticias estadounidense haciéndole eso [que hizo Ramos] a Donald Trump o a cualquier otro candidato serio", dijo.

En cambio, la Dra. Pamela Hill Nettleton, Profesora de Periodismo y Estudios Mediáticos de la Universidad de Marquette, afirma que los medios hispanos no pueden ser criticados de estar prejuiciados.

“Lo primero es ver lo que significa estar prejuiciado… Lo que una persona considera prejuicio puede ser periodismo de defensa, que significa que un medio se enfoca más en comprender a su audiencia. La prensa hispana muestra una fuerte tradición de defensa hacia una audiencia que es mal atendida”, explicó la Dra. Hill Nettleton a la Voz de América.

“Hay un papel de intercesión [hacia esta comunidad hispana]. Ramos realmente ha retomado esto”, agregó.

Así lo entiende el mismo Ramos. "Como periodista, tienes que adoptar una posición", dijo el miércoles al programa Good Morning America de la cadena ABC.

"Creo que el mejor periodismo se da cuando tomas una posición, y si se trata de racismo, discriminación, corrupción, vida pública, dictadura o derechos humanos, como periodista no solo es necesario, sino que estás obligado a tomar una posición. Y es claro que cuando el señor Trump habla sobre inmigración de manera extrema, tenemos que enfrentarlo, y creo que eso es lo que hice".

En entrevista con la Voz de América, el profesor Silvio Waisbord, docente de comunicación y medios en George Washington University, dijo que el tema debe ser planteado en las salas de redacción para tener una estrategia de cobertura a la campaña de Trump.

"Donald Trump no es un candidato convencional o tradicional, él tiene un estilo abrupto de comunicación y no le interesa quedar bien con los medios. Es difícil asegurar si es espontáneo o calculador, pero es su estilo para llegar a su electorado, y hasta ahora ha tenido éxito", dijo el experto.

De cierta manera, tanto Trump como Ramos le estaban hablando el martes a gente completamente diferente en lugar de hablar entre ellos.

"Ellos le estaban hablando a su electorado", dijo Feldstein, a la AP. "Trump es persistente en su personaje de tipo duro. Pareció un hombre en control de la situación para la gente que está dispuesta a verlo de esa manera. Estoy seguro de que para la audiencia de Ramos pareció como un bravucón".

Gioconda Tapia, Reyna Guzmán y Sophia Boyd contribuyeron con entrevistas para esta nota.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG