Enlaces para accesibilidad

Trump condecorado a su llegada a Arabia Saudí

  • Voz de América - Redacción

El rey Salman coloca el Collar de Abdulaziz Al Saud, la más alta condecoración saudí, al presidente Donald Trump.

Agenda de Trump para el fin de semana

Sábado 20 de mayo:

  • Llega a Riyadh, Arabia Saudita y tomará un café con el rey Salman de Arabia Saudita.
  • Atenderá un banquete real. También sostendrá una reunión bilateral con el rey, el príncipe heredero y el príncipe heredero adjunto.
  • Trump participará de una ceremonia donde se firmarán una serie de acuerdos que solidifican la cooperación económica y de seguridad entre EE.UU. y Arabia Saudita.
  • Trump y la Primera Dama asistirán a una cena oficial con la familia real.

Domingo 21 de mayo

  • Trump sostiene reuniones bilaterales con líderes del Consejo de Cooperación del Golfo, así como reuniones más amplias con todos los líderes de los estados del Golfo.
  • Por la tarde, Trump almuerza con líderes de más de 50 países musulmanes y ofrecerá un discurso inspirador sobre la necesidad de confrontar la ideología radical. La esperanza del presidente es ofrecer una visión pacífica del Islam.
  • Trump participa de la inauguración de un nuevo centro que combate el radicalismo y promueve la moderación.
  • Trump participa de un foro a través de Twitter con jóvenes.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recibió el sábado la más alta condecoración civil en Arabia Saudí en el inicio de su primer viaje al extranjero desde su llegada a la Casa Blanca.

El rey Salman colocó el Collar Collar de Abdulaziz Al Saud a Trump en una ceremonia en la Corte Real de Riad en la que también estuvo presente la primera dama estadounidense, Melania Trump.

El rey dijo que Trump estaba siendo honrado por "su lucha por reforzar la seguridad y la estabilidad en la región y alrededor del mundo".

Trump llego el sábado a Riad en la primera etapa de su gira por Medio Oriente y Europa, el primer viaje al extranjero que realiza como presidente.

Trump saludó desde la puerta de su avión y bajó por la escalerilla acompañado por su esposa y primera dama, Melania Trump. El rey Salman, de 81 años y que utiliza un bastón para apoyarse, llegó al pie del avión a bordo de un carro de golf. Los dos líderes intercambiaron bromas y Trump señaló que era "un gran honor" estar allí.

Varios jets los sobrevolaron dejando una espera roja, blanca y azul, los colores de la bandera estadounidense.

Unas horas después, Trump tuiteó por primera vez desde suelo internacional como presidente: "Genial estar en Riad, Arabia Saudí. Esperando a la tarde y la noche por delante".

El republicano es el primer dirigente estadounidense que elige Arabia Saudí, o cualquier otro país de mayoría musulmana, para su primer viaje al extranjero, una acción diseñada en parte para mostrar respeto a la región tras meses de dura retórica antimusulmana.

La visita espera forjar alianzas más sólidas en la lucha contra el terrorismo en la región y dejar atrás las polémicas que asedian a su joven gobierno.

Con su visita a Arabia Saudí, Trump da el pistoletazo de salida a un ambicioso estreno internacional. Tras dos días de reuniones en Riad, viajará a Israel, mantendrá una audiencia con el papa Francisco en el Vaticano y se reunirá con sus aliados en una cumbre de la OTAN en Bruselas, además de participar en una reunión del grupo de los siete países más industrializados del mundo, el G-7, en Sicilia, Italia.

Funcionarios de la Casa Blanca esperan que esta gira de a Trump la oportunidad para recomponerse tras uno de los periodos más complicados de su joven gobierno.

Primera dama sin pañuelo

La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, hizo caso omiso a las criticas que su esposo, el presidente Trump, hizo hace unos dos años, arribando a Riad sin el pañuelo que cubre la cabeza y que acostumbran las mujeres en los países musulmanes.

Hace dos años, cuando todavía no era presidente, Trump criticó a la primera dama de entonces, Michelle Obama, por no llevar el pañuelo durante una visita que hizo junto a su esposo en enero de 2015.

“Mucha gente alaba que la señora Obama se haya negado a usar el tocado en Arabia Saudí, pero ellos fueron insultados. Tenemos suficientes enemigos”, dijo el presidente en un tuit.

La primera dama no uso "tocado" para cubrirse la cabeza.
La primera dama no uso "tocado" para cubrirse la cabeza.

Bajo las reglas del reino, las mujeres saudíes y la mayor parte de las visitantes deben usar una especie de sotana negra conocida como abaya en público. La mayor parte de las mujeres también deben cubrirse la cabeza y la cara con un velo.

Pero cubrirse la cabeza no es obligatorio para las extranjeras y la mayor parte de las mujeres no lo usan.

La señora Trump lució un conjunto conservador de mangas largas y pantalones negros acentuados con un cinturón ancho dorado.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG