Enlaces para accesibilidad

Donación para Human Rights Watch


La Society Foundations busca promover el desarrollo de sociedades abiertas.

La Society Foundations busca promover el desarrollo de sociedades abiertas.

El financista y filántropo estadounidense, George Soros, y su Open Society Foundations con sede en Nueva York, hicieron una contribución de $100 millones de dólares a la organización defensora de los derechos humanos Human Rights Watch.

El presidente de Open Society Foundations, Aryeh Neier explicó por qué su organización hizo tan enorme donación.

“Nuestro propósito es promover el desarrollo de sociedades abiertas o sociedades más abiertas, eso es, sociedades donde más se pueden expresar más puntos de vista, se observa el imperio de la ley, las minorías son tratadas con justicia. Esos son las metas generales de la fundación”, señaló Neier.

La organización Human Rights Watch ha investigado abusos de derechos humanos en más de 90 países. En el pasado, el grupo ha entregado esa información a los políticos, principalmente en Estados Unidos y Europa. Ha cabildeado ante esos gobiernos para que usen su influencia para que las naciones ofensoras respeten los derechos humanos. Pero el poder geopolítico ha cambiado en años recientes, dice el director ejecutivo de Human Rights Watch, Kenneth Roth, y también la atención de su organización debe cambiar.

“Hay varias potencias emergentes en el sur que, a menudo, son los más significativos actores en su región. Por ejemplo, en un lugar como Zimbabwe, aunque el gobierno de EE.UU. o la Unión Europea tienen posiciones sobre derechos humanos muy fuertes, el más importante actor es Sudáfrica. Si consideramos un lugar como Sri Lanka, de nuevo los gobiernos occidentales son muy fuertes sobre su abismal historial de derechos humanos. Pero son varios gobiernos asiáticos los que tienen más influencia”, dijo Roth.

Según el director ejecutivo, se espera “abrir oficinas en lugares como Brasil, Sudáfrica, India, y lugares que son democracias, pero que tenemos la esperanza de que comiencen a desarrollar políticas exteriores que reflejen esos valores en la región”.

Una de las formas más efectivas para gobiernos amigables de extender su influencia, agrega Roth, es con amenazas económicas directas o indirectas, y Human Rights Watch también está trabajando en esa área.

XS
SM
MD
LG