Enlaces para accesibilidad

Mitos sobre la diabetes

  • Especial - Voz de América

El ejercicio es la clave de cualquier tratamiento contra la diabetes.

El ejercicio es la clave de cualquier tratamiento contra la diabetes.

Descubre las verdades y las mentiras sobre la diabetes: cómo llevar una vida normal sin miedo a nada.

Mito 1: Los diabéticos no puede comer dulces

Relájese. Un bizcocho o un par de galletas no le van a causar un ataque al corazón. De hecho, las personas con diabetes tipo dos pueden comer dulces con moderación siempre y cuando formen parte de una dieta saludable que se combine con ejercicio.

Según indica la Asociación Americana de Diabetes, lo más importante es limitar el consumo de azucares.

Mito 2: Comer demasiado azúcar causa la diabetes

Hay gente que come azúcar por toneladas y no desarrollan la diabetes. La enfermedad está causada por una combinación de factores genéticos y de estilo de vida. En muchos casos por falta de ejercicio y sobrepeso, en otros por factores genéticos.

Mito 3: La gente con diabetes debe seguir una dieta especial

Esto es cierto. Una dieta saludable es recomendable tanto para los diabéticos como para aquellos que no padecen la enfermedad. Comida rica en proteínas magras, vegetales, fruta y fibra respondería a este perfil. Pero la comida que se denomina para diabéticos no ofrece un beneficio especial.

Mito 4: La diabetes se contagia

La diabetes no es una enfermedad contagiosa ni infecciosa. Los científicos no han podido precisar cuál es el causante de este desorden, pero lo que sí han confirmado es que no se puede contagiar. Al parecer, la diabetes de tipo II responde a un determinado perfil genético que incrementa el riesgo de padecer la enfermedad. La diabetes tipo II se desarrolla por sobrepeso, mala alimentación y falta de ejercicio.

Mito 5: Sólo existe un tipo de diabetes peligroso

La diabetes hace referencia a un grupo de enfermedades, si bien no todas ellas requieren atención tan precisa. Entre ellas, tienen en común el producir una incapacidad en el cuerpo para convertir la glucosa ingerida a través de la comida en energía, lo cual genera un elevado nivel de azúcar en la sangre.

Mito 6: Sólo la gente con diabetes precisa insulina

Todos necesitamos insulina, una hormona producida por el páncreas que se encarga de permitir al cuerpo realizar la conversión de glucosa en energía. La gente que no padece diabetes produce y emplea la cantidad necesaria de esta hormona.

Si tienes diabetes de tipo II es importante comer de forma equilibrada, y en algunos casos inyectarse insulina para conseguir las hormonas necesarias que el cuerpo no produce de forma natural.

El diabético tipo I si debe inyectarse insulina con prescripción medica.

Mito 7: No se puede hacer nada para prevenir la diabetes

De hecho se puede hacer mucho. Ejercicio y una dieta balanceada es la mejor sugerencia. Hable de diabetes con sus familiares y ayúdelos a salir del letargo con una caminata por el parque.

Mito 8: Sólo la gente con sobrepeso tiene diabetes

La diabetes no discrimina. Sí es cierto que mucha gente que padece la enfermedad tiene sobrepeso, pero no es una variable relacionada de forma directa. Hay personas con sobrepeso sin diabetes, pero podrían estar camino a ella.

Mito 9: Los diabéticos no deben hacer ejercicio

Es exactamente lo contrario. El ejercicio es la clave de cualquier tratamiento contra la diabetes, ya que ayuda a emplear de mejor forma la insulina, además de mantener el peso.

Si comienza un plan de ejercicios, consulte con su medico, quizás la dosis de medicamento que requiera sea ahora menor gracias al ejercicio.

Mito 10: Con tratamiento no necesita prestar atención al nivel de azúcar en la sangre

Los diabéticos deben obstinarse a vigilar continuamente su nivel de azúcar en la sangre. Una pequeña maquina que registra el nivel de azúcar se consigue en la farmacia, úsela y conocerá su cuerpo.

Mito 11: Hay grados de diabetes

Bien tenga diabetes de tipo II o no, necesita prestar atención a la enfermedad. Incluso si no precisa inyecciones ni seguir una dieta específica, las condiciones de la enfermedad permanecen en el cuerpo, y exigen un auto-seguimiento de la enfermedad, lo que incluye revisar los niveles de glucosa y optar por un determinado estilo de vida.

Mito 12: Los diabéticos están condenados

Nadie está condenado a la diabetes. Un plan de ejercicios y una dieta saludable no es una condena, es una nueva forma de vivir con diabetes.

De la misma forma como hay medicamentos para el colesterol, lo hay para la diabetes, en muchos casos una simple pastilla es suficiente, en otros una dosis de insulina y en otros una dieta y ejercicio.

El diagnóstico de diabetes no impide viajar, divertirse o tomar parte de muchos pasatiempos.

XS
SM
MD
LG