Enlaces para accesibilidad

Un dinosaurio peculiar en Chile

  • Voz de América - Redacción

Nombrado Chilesaurus diegosuarezi, fue catalogado como miembro de los terópodos, grupo que incluye Tyrannosaurus rex.

Nombrado Chilesaurus diegosuarezi, fue catalogado como miembro de los terópodos, grupo que incluye Tyrannosaurus rex.

Se encontraron cuatro esqueletos casi completos y docenas de huesos de otros ejemplares del Chilesaurus diegosuarezi.

Científicos descubrieron fósiles de un extraño dinosaurio en el sur de Chile, con una combinación tan inusual de rasgos que se compara con un ornitorrinco, el mamífero que tiene pico de pato de Australia.

Nombrado Chilesaurus diegosuarezi, fue catalogado como miembro de los terópodos, grupo que incluye Tyrannosaurus rex.

Los terópodos incluyen los mayores carnívoros en la historia de la Tierra, pero Chilesaurus diegosuarezi comía sólo plantas, con un pico y dientes en forma de hoja.

Su cráneo y el cuello se parecían a los de los dinosaurios de cuello largo, y su vértebras eran como los de los terópodos carnívoros.

Tenía los brazos robustos, pero sólo dos dedos romos en cada mano. Era bípedo, pero sus patas, de cuatro dedos, son diferentes a las patas de tres dedos de la mayoría de los terópodos. Y tenía una pelvis de pájaro.

"Chilesaurus constituye uno de los dinosaurios más extraños que se ha encontrado", dijo el paleontólogo Fernando Novas del Museo de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia en Buenos Aires, llamando a la criatura un "rompecabezas" evolutivo.

"La anatomía del esqueleto de Chilesaurus reúne características de los diferentes grupos de dinosaurios, como un mosaicos de diferentes formas y colores," dijo Novas. "No hay otros dinosaurios exhiben una combinación o mezcla de características tales."

Chilesaurus vivía en una región atravesada por los ríos al final del período Jurásico, hace aproximadamente 145 millones de años.

Era relativamente pequeño, alcanzando hasta 3,2 metros de largo, aunque la mayoría de especímenes encontrados tenían el tamaño de un pavo.

Pertenece a un linaje de los dinosaurios hasta ahora desconocido, según el paleontólogo Martín Ezcurra, de la Universidad de Birmingham.

"Lo más interesante del Chilesaurus es la historia que cuenta sobre cómo funciona la evolución", dijo.

“’Evolución convergente' es un proceso en el que dos especies o grupos no relacionados adquieren características similares al vivir en ambientes similares o tener un comportamiento similar", como las alas de un murciélago y un pájaro, añadió Ezcurra. "En el caso de la 'evolución convergente mosaica', diferentes partes del cuerpo se parecen a los de otras especies no relacionadas, como en el caso del ornitorrinco y Chilesaurus".

La mayoría de los terópodos eran carnívoros, aunque algunos linajes prefieren plantas. El Chilesaurus Diegosuarezi, cuyo nombre honra al país donde fue desenterrado y al menor de siete años que descubrió los primeros fósiles, es el primer terópodo herbívoro del Hemisferio Sur.

Se encontraron cuatro esqueletos casi completos y docenas de huesos de otros ejemplares.

La investigación aparece en la revista Nature.

Con información de Reuters

XS
SM
MD
LG