Enlaces para accesibilidad

EE.UU. condena atentado en Dinamarca

  • Voz de América - Redacción

El domingo también se realizó una vigilia para recordar a las víctimas del mortal ataque.

El domingo también se realizó una vigilia para recordar a las víctimas del mortal ataque.

El autor del tiroteo que mató a dos personas fue abatido por la policía después de una persecución el domingo. Los sospechosos de ayudar al atacante comparecieron el lunes en una audiencia cerrada y negaron las acusaciones.

El departamento de Estado reaccionó ante los ataques terroristas en Dinamarca y condenó los actos que enlutan a todo un país.

A través del portavoz del departamento de Estado, Jen Psaki, EE.UU expresó sus condolencias hacia los familiares de las víctimas mortales y sus oraciones y pensamientos por la recuperación del oficial de seguridad herido durante el ataque.

"Nosotros nos mantenemos en comunicación con las autoridades danesas y hemos ofrecido nuestra asistencia de la forma en la que ellos necesiten. Los estadounidenses estamos de pie y unidos a los daneses y a todas aquellas personas que defienden los derechos universales de libertad de expresión y estamos en contra del antisemitismo y la intolerancia en todas sus manifestaciones", señaló el comunicado.

Por su parte la policía danesa detuvo a dos hombres sospechosos de ayudar al hombre armado que mató a dos personas en tiroteos separados en Copenhague el sábado.

Los dos hombres son sospechosos de ayudar y de ser cómplices del presunto asesino de 22 años, que llevó a cabo los tiroteos, en un evento sobre libre expresión y en la principal sinagoga de Copenhague.

El abogado de uno de ellos, luego de comparecer los sospechosos durante una audiencia cerrada, el lunes, dijo a los medios que su defendido negaba las acusaciones, pero no se dieron más detalles.

Una persona fue muerta y tres policías resultaron heridos en el primer ataque en el evento sobre libre expresión. Horas después, un guardia voluntario en una ceremonia en la sinagoga fue muerto y dos policías fueron heridos.

La primera ministra de Dinamarca, Helle Thorning-Schmidt, ofreció sus condolencias el domingo después de visitar la sinagoga.

“Estamos aquí frente a la sinagoga judía en Copenhague. Estamos devastados. Un hombre perdió su vida en un servicio en la sinagoga, y estamos devastados. Nuestros pensamientos están con su familia. Estamos con ellos hoy, pero nuestros pensamientos están con toda la comunidad judía. Ellos pertenecen a Dinamarca, son una fuerte parte de nuestra comunidad y haremos todos lo que podamos para proteger a la comunidad judía en nuestro país”.

El sospechoso, quien nació en Dinamarca, fue muerto el domingo temprano después que abrió fuego contra oficiales de policía cerca de una estación de tren. La policía dijo que el sospechoso tenía antecedentes criminales que incluían violencia y ofensas con armas.

El jefe de inteligencia danés, Jens Madsen, dijo que los investigadores creen que el atacante fue inspirado por el radicalismo islámico.

Las autoridades francesas trazaron paralelos entre la violencia en Copenhague y la ocurrida en París el mes pasado, cuando extremistas musulmanes atacaron las oficinas de Charlie Hebdo, una revista satírica y un supermercado kosher, dejando 20 muertos.

Las amenazas y ataques contra caricaturistas, cuyos trabajos han enfurecido a algunos musulmanes, comenzaron con la publicación de 12 caricaturas en un diario danés en 2005.

XS
SM
MD
LG