Enlaces para accesibilidad

Diez modos de censura en Internet


En Cuba solo un puñado de personas tiene acceso a Internet sin control gubernamental. La mayoría debe ir a locales controlados por el gobierno.

En Cuba solo un puñado de personas tiene acceso a Internet sin control gubernamental. La mayoría debe ir a locales controlados por el gobierno.

Control estatal sobre las telecomunicaciones, denegar acceso a Internet, y utilizar programas dañinos para robar información son algunas técnicas utilizadas por gobiernos represivos.

Con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa el 3 de mayo, una organización que defiende los derechos de los periodistas identificó 10 nuevas técnicas que los gobiernos represivos están empleando para suprimir información en internet.

Algunas “revelan asombrosos niveles de sofisticación, mientras que otras provienen de la vieja escuela”, dijo Danny O'Brien, autor del informe e integrante del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ).

1. Bloqueo de la web: “Muchos países censuran fuentes de noticias en línea usando proveedores de Internet locales y canales internacionales para configurar listas negras de sitios de la red, e impedir el uso de ciertas palabras claves por parte de los ciudadanos”, según el informe de la CPJ.

Uno de los países que más utiliza el bloqueo de la web es Irán: “En enero de 2011, los diseñadores de Tor, una herramienta para evadir la privacidad y la censura, detectaron que los organismos de censura del país estaban usando nuevas y altamente avanzadas técnicas para identificar y desmantelar programas de computación contra la censura”.

2. Censura de precisión. Muchos gobiernos represivos atacan sitios web solo en momentos estratégicamente vitales. Bielorrusia se destaca por utilizar esta técnica, de acuerdo a la CPJ.

“En Bielorrusia, el medio opositor en Internet Charter 97 predijo que su sitio sería desmantelado durante la elección presidencial de diciembre”, relató el organismo. “Lo fue de hecho: el día de la elección, el sitio fue dado de baja mediante un ataque conocido como negación del servicio (DOS, por sus siglas en inglés). El ataque DOS impide que un sitio de Internet funcione normalmente mediante una sobrecarga del servidor con solicitudes externas de comunicación”.

3. Acceso denegado. Hay gobiernos que restringen severamente el acceso a Internet, y donde solo una pequeña fracción de la población tiene permitido el uso de la red en sus casas. A la mayoría no le queda otra opción que usar lugares de acceso controlado por el gobierno. Cuba se destaca en este sentido, según la CPJ.

“Aquellos que consiguen evadir los obstáculos enfrentan otros problemas. Conocidos blogueros como Yoani Sánchez han sido desacreditados en un medio accesible para todos los cubanos como lo es la televisión estatal”, relató el informe.

4. Control de la infraestructura. País distintivo: Etiopía. Según la CPJ, en este país la compañía estatal de telecomunicaciones tiene el control monopólico sobre el acceso a Internet y líneas telefónicas fijas o celulares. Esto permite al gobierno ejercer una filtración “sustancial” de noticias sobre política, de acuerdo al informe.

5. Ataques a sitios manejados desde el exilio. “Los sitios de noticias manejados desde el exilio también enfrentan censura y obstrucción, muchas veces perpetrados por los gobiernos de sus países de origen o sus delegados. Sitios en el exilio que cubren noticias en Myanmar enfrentan constantes ataques de denegación del servicio”, expresó el organismo que defiende los derechos de los periodistas.

6. Ataques con malware. País distintivo: China. Hay programas de computación dañinos, conocidos también como “malware”, que pueden ser escondidos en correos electrónicos “aparentemente legítimos y enviados a las cuentas privadas de los periodistas con un convincente pero falso encabezado”. Si el periodista abre el correo, se instala un programa en su ordenador que es usado de forma remota para espiar las comunicaciones del reportero y robar información confidencial, de acuerdo al informe.

7. Crímenes cibernéticos del Estado. Países como Túnez utilizan páginas web falsas para redirigir a los usuarios a esos sitios, y desde ahí robarles sus nombres de usuarios y contraseñas. “El uso de páginas falsas, una táctica común de hackers criminales, está siendo adoptado por agentes y seguidores de regímenes represivos. Mientras las prácticas de delitos cibernéticos parecen haber sido abandonadas con el colapso del gobierno de Ben Ali en enero, el nuevo gobierno no ha renunciado al control de Internet en su totalidad”, según la CPJ.

8. Poderosos interruptores para internet. País distintivo: Egipto bajo Hosni Mubarak. La CPJ informó que la práctica de “desacelerar o interrumpir el acceso a la red” ha sido muy utilizada en Egipto y otros países como Myanmar o China, para impedir a los periodistas de informar al mundo lo que sucede.

9. Detención de los blogueros. País distintivo: Siria. Las detenciones arbitrarias “continúan siendo la forma más fácil de interrumpir a los nuevos medios”, de acuerdo a la CPJ. En este sentido, Siria es uno de los lugares “más peligrosos” del mundo para mantener un blog “por los repetidos casos de cortos y largos períodos de detención”, según el informe.

10. Violencia contra periodistas de internet. País distintivo: Rusia. Los periodistas que escriben para internet se convierten cada vez más en blanco de ataques de gobiernos represivos. En este sentido, Rusia es un claro ejemplo: “Un brutal ataque de noviembre de 2010 dejó al prominente reportero de finanzas y bloguero Oleg Kashin tan herido que tuvo que ser hospitalizado con un coma inducido por cierto tiempo. Ningún arresto se realizó en el ataque ocurrido en Moscú, lo cual refleja los pobres antecedentes de Rusia en la resolución de asaltos contra la prensa”, resaltó la CPJ.

XS
SM
MD
LG