Enlaces para accesibilidad

Piden considerar el ambiente en la dieta

  • Voz de América - Redacción

El objetivo es frenar la obesidad y las enfermedades crónicas con una dieta alta en frutas y verduras y baja en alimentos de origen animal.

El objetivo es frenar la obesidad y las enfermedades crónicas con una dieta alta en frutas y verduras y baja en alimentos de origen animal.

Recomendación de un panel del Departamento de Agricultura abre la polémica respecto de considerar el impacto en el medioambiente de la dieta en Estados Unidos.

Un panel asesor del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) recomendó por primera vez que los estadounidenses consideren al medio ambiente al elegir los alimentos que consumen.

Cada cinco años, el USDA entrega directrices dietéticas para los estadounidenses, con base a ciencia nutricional actualizada.

El objetivo es frenar la obesidad y las enfermedades crónicas con una dieta alta en frutas y verduras y baja en alimentos de origen animal.

Las recomendaciones impactan a los almuerzos escolares y programas federales para los ancianos, las mujeres y los niños, según Janet Riley, vicepresidente senior en el Instituto Estadounidense de la Carne del Norte, una asociación comercial para la industria de la carne y aves de corral.

"Y estas son algunas de nuestras poblaciones más vulnerables que necesitan proteínas, vitaminas y minerales que se encuentran en la carne y las aves de corral", dijo.

El informe de 571 páginas está abierto para consulta pública. Entre sus puntos más controvertidos vincula la elección de alimentos saludables a la sostenibilidad ambiental.

Riley dijo que esto está fuera del alcance de los estatutos del comité.

"Se les dijo específicamente centrarse en la nutrición. Cuando se formó una subcomisión en la sostenibilidad, la Cámara [de Representantes] incluyó lenguaje en la ley de presupuesto que decía: ‘adhiéranse a la nutrición. No se alejen hacia el medio ambiente’", señaló.

Pero la recomendación del panel puede resultar positiva, según Janet Larsen, directora de investigación del Earth Policy Institute, un grupo de políticas ambientales.

"La producción de carne es muy intensiva en carbono", dijo Larsen. "Libera gases de efecto invernadero que están calentando el planeta. Y así, si usted está preocupado por el cambio climático, se da cuenta que necesita empezar a comer más abajo en la cadena alimentaria para reducir su huella de carbono".

El ganado también requiere una gran cantidad de terreno, alimentación y agua, lo que pone presión adicional sobre el medio ambiente.

Pero las directrices sobre recomendaciones ambientales de la dieta envían un mensaje pobre y simplista acerca de los alimentos, según Riley.

"[Para] sugerir que de alguna manera comer menos carne va a tener un gran impacto en el medio ambiente necesitamos más datos. Necesitamos un panel de expertos en la materia y llegar a recomendaciones definitivas reales", dijo.

"No podemos tener nutricionistas tratando de profundizar en un campo en el que en realidad no tienen la experiencia para hacer este tipo de recomendaciones", agregó Riley.

En un momento en que el consumo de carne se ha reducido en Estados Unidos, ocurre lo contrarioen los países en desarrollo.

"Nuestra salud ha sufrido y nuestro medio ambiente ha sufrido cuando teníamos muy alto consumo de carne", dijo Larsen. "Así que muchas personas alrededor del mundo están tratando de emular la dieta estadounidense y es importante que la gente sepa que nuestra dieta está cambiando".

Larsen agregó que el alto consumo de carne es insostenible.

"Si todo el mundo en el planeta come carne tres comidas al día, como muchos estadounidenses, la Tierra sólo podía soportar dos mil millones de personas", en vez de los siete mil millones actuales, concluyó.

XS
SM
MD
LG