Enlaces para accesibilidad

Soldados a dieta


El batallón 787mo de la policía militar ya ha experimentado los primeros cambios.

El batallón 787mo de la policía militar ya ha experimentado los primeros cambios.

El ejército de Estados Unidos se pone a régimen para combatir la comida basura e incluye entrenamientos más propios de un gimnasio.

El ejército de Estados Unidos planea poner en forma a sus nuevos reclutas con una nueva dieta más sana y nutritiva.

En una batalla similar a la que libra la primera dama, Michelle Obama, contra la obesidad infantil en las escuelas, el ejército de Estados Unidos sustituirá con jugos, leche y cereales integrales a la comida basura y a las bebidas gaseosas.

Lea además: 6.000 barras de ensaladas

"Vemos a muchos soldados que entran a esta profesión que necesitan métodos de acondicionamiento en fases y mejoras en sus hábitos nutricionales", dijo el teniente general Mark Hertling del Comando de Entrenamiento y Doctrina del Ejército.

Se trata del primer cambio importante en el entrenamiento básico del ejército en varias décadas. "Este no es un problema del ejército –agregó–. Es un problema civil que estamos recibiendo, y arreglando".

El nuevo régimen pretende equipara el entrenamiento que reciben los nuevos reclutas al que utilizan los atletas de elite que se preparan para competir. Así, el equipo de entrenamiento empleará preparadores físicos, fisioterapeutas y entrenadores de fuerza y acondicionamiento para poner en forma a sus soldados.

De esta forma se presta una mayor atención en la prevención de lesiones, la flexibilidad y movilidad, la coordinación y la resistencia aeróbica, al igual que a una alimentación saludable como la clave para desarrollar mejores equipos.

Para este último propósito, los sargentos agregarán a sus responsabilidades clases de nutrición de una hora. Además, los entrenamientos antiguos como las prácticas de bayoneta dejarán su lugar a ejercicios de fuerza del tronco, más comunes en los gimnasios que en el campo de batalla.

El batallón 787mo de la policía militar ya ha experimentado los primeros cambios, como la comida con etiquetas de colores según el potencial nutritivo y su contenido proteico para diferenciarlos de los que tienen muchas calorías y aportan poca energía

XS
SM
MD
LG