Enlaces para accesibilidad

Diáspora somalí contra el hambre

  • Voz de América - Redacción

Los somalíes en Estados Unidos continúan con esfuerzos para recaudar fondos organizando jornadas de lavado de carros, comidas campestres o eventos deportivos.

Los somalíes en Estados Unidos continúan con esfuerzos para recaudar fondos organizando jornadas de lavado de carros, comidas campestres o eventos deportivos.

Comunidades somalíes estadounidenses encuentran creativas formas de ofrecer su tiempo, conocimiento o dinero para luchar contra la hambruna.

Los somalíes que hacen parte de la diáspora en Minnesota, especialmente los jóvenes, están colaborando creativamente para recoger fondos para los desplazados y los hambrientos en su país de origen.

Son varias las comunidades de la diáspora a lo largo de Estados Unidos que están respondiendo a la crisis. Muchos todavía tienen familiares viviendo en Somalia sufriendo de hambruna y los somalíes estadounidenses señalan que ellos pueden y deben ayudar.

Shukri Abdinur nació en Somalia hace 23 años y ahora una estudiante de postgrado en la Universidad de Minnesota. Ella se acaba de incorporar como voluntaria en las iniciativas de alivio organizadas por el Comité de Refugiados Estadounidense, ARC por sus siglas en inglés, que está organizando eventos para las víctimas del África del Este.

Para Abdinur, el hambre es un recordatorio de lo afortunada que es ella y los somalíes que viven en Estados Unidos.

“Al final del día, yo soy somalí, ellos son mis hermanos y hermanas. Es extremadamente importante que no nos olvidemos de quienes todavía están allá en casa, ellos están sufriendo. Yo tuve suerte de poder escapar durante la guerra”, dice Abdinur.

Como ella, muchos jóvenes somalíes en Minneapolis están buscando formas de contribuir o asociarse con agencias como ARC que permiten distribuir efectivamente las ayudas.

Daniel Wordsworth, presidente del grupo, dice que ha estado trabajando con los grupos de la diáspora para crear redes de ayuda.

“Nos tomó un año y medio profundizar las relaciones con la comunidad somalí. Eso es Vecinos por Naciones. Este es el nombre de la asociación entre nosotros y la comunidad somalí iniciada aquí en las ciudades gemelas (Minneapolis y St. Paul)”, explicó Wordsworth.

Según él, la primera cosa que se necesita hacer es reorganizar a la comunidad en EE.UU. y en todo el mundo, a aquellos que estén interesados en trabajar por un cambio. Lo que ARC busca es colaborar con estos esfuerzos.

“Mucho de lo que hacemos es movilizar a la comunidad, ayudarles a que si quieren hacer donaciones, estas lleguen a su destino final. Si ellos quieren trabajar como voluntarios, como médicos o ingenieros, nosotros proveemos el mecanismo para llegar allá y que su trabajo realmente produzca una diferencia”, dice Wordsworth.

Con la crisis de hambruna, ARC ya está utilizando las donaciones para un buen fin. Wordworth indicó que su organización tiene un equipo de gente trabajando en la capital, Mogadishu, donde están distribuyendo comida, lonas, mantas y utensilios de cocina a las familias necesitadas.

La mayoría de estos suministros son financiados por las comunidades somalíes estadounidenses. Solo la diáspora en Minnesota ha recaudado más de $100.000 dólares en las últimas dos semanas.

En Minneapolis, los somalíes continúan con estos esfuerzos para recaudar fondos organizando jornadas de lavado de carros, comidas campestres o eventos deportivos.

Según Shukri, en eventos como estos donde se cobra por ejemplo cinco dólares por plato de comida, pueden llegar hasta 200 personas de la comunidad.

“También estamos haciendo un torneo de baloncesto para el fin de semana, vamos a tener entre seis y ocho equipos que están pagando para jugar. También tenemos el costo de las entradas y todo esto es ganancia que daremos a ARC”, dijo Shukri.

La recaudación de fondos nunca habría sido igual si no se contara con las redes sociales, como Facebook, para difundir la información.

La nueva y gratuitita alternativa forma para solicitar ayudas financieras ha atraído a las nuevas generaciones. Estos voluntarios son expertos en tecnología, políticamente conscientes e inspiran a otros a ayudar.

Videos y presentaciones están disponibles en YouTube y varias páginas están haciendo un esfuerzo por proyectar la cruda realidad de la hambruna a un público más amplio y joven.

XS
SM
MD
LG