Enlaces para accesibilidad

Día Internacional de la Mujer: Vencer la violencia


Marchas en todo el mundo recordaran el Día Internacional de la Mujer

Marchas en todo el mundo recordaran el Día Internacional de la Mujer

Julieta Montaño, premio 'Mujer de Coraje 2015' del Departamento de Estado advierte que la violencia familiar, terrorismo y narcotráfico son los retos que las mujeres deben superar en este siglo

El Día Internacional de la Mujer es un recordatorio de todos los esfuerzos y luchas de miles de mujeres en el mundo por lograr la vigencia de sus derechos, dice la abogada Julieta Montaño.

Montaño es una abogada boliviana, defensora de los derechos de la mujer y galardonada con el premio “Mujer de Coraje” del Departamento de Estado en 2015, y en entrevista con la Voz de América evalúa la realidad de las mujeres en este siglo.

“Hemos avanzado notablemente en muchos aspectos, pero en otros hay un franco retroceso, y se debe fundamentalmente a temas como la violencia generalizada contra la mujer, el tráfico de mujeres y niñas y las prácticas patriarcales que impiden el desarrollo de las mujeres en un entorno aceptable”, destaca Montaño.

Para esta boliviana los mayores atentados contra los derechos de la mujer se ejercitan permanentemente.

“Los feminicidios y las prácticas de trata de mujeres y niñas son las mayores amenazas contra la integridad física y mental de las mujeres”, acota la experta.

Julieta Montaño, abogada boliviana premio Mujer al Coraje 2015

Julieta Montaño, abogada boliviana premio Mujer al Coraje 2015

“El tráfico humano es ahora tan o más rentable que el narcotráfico y ha convertido al cuerpo de la mujer en una mercancía que es traficada en el mundo entero”, dice Montaño.

Montaño advierte que las naciones han trabajado de manera efectiva para promover legislaciones que protejan los derechos de la mujer pero, advierte, que hay un gran impedimento en su camino.

“La cantidad de legislaciones aprobadas pueden empapelar una vuelta al mundo, pero el problema es que esas leyes no se ejecutan, no hay el suficiente compromiso para ponerlas al servicio de las mujeres”, remarca Montaño.

En cuanto al avance de las mujeres en la política, Montaño afirma que hay grandes y positivos cambios, pero al mismo tiempo reflexiona sobre los argumentos que aún se tienen que defender.

“Hay mujeres presidentas de naciones, ministras de estado, legisladoras, pero tienen que ser ellas mismas las que miren hacia atrás y vean la cantidad de vidas femeninas que han quedado en el camino para permitirles ese privilegio, y luchar para que mayores espacios se abran y haya mayor igualdad”, concluye Montaño.

XS
SM
MD
LG