Enlaces para accesibilidad

Ayuda con la deuda estudiantil

  • Voz de América - Redacción

La Universidad de Tidewater presentó un nuevo programa que busca prevenir la crisis financiera de sus recién graduados debido al repago de sus deuda educativa.

La Universidad de Tidewater presentó un nuevo programa que busca prevenir la crisis financiera de sus recién graduados debido al repago de sus deuda educativa.

La Universidad de Tidewater, en Virginia, decide ayudar más a manejar la deuda de sus estudiantes.

El gobierno de Barack Obama ofreció un alivio financiero a un millón de estudiantes universitarios y recién graduados que están teniendo dificultades para realizar los pagos de sus préstamos estudiantiles, debido al rápido incremento de las matrículas y la situación financiera del país.

Reason Chandler, por ejemplo, quería conseguir un título universitario después de presentar sus servicios militares, pero no tenía el dinero para pagar por esto. Como casi la mitad de los 46.000 estudiantes de la Universidad de Tidewater, en Virginia, él solicitó ayuda financiera y recibió préstamos para pagar por su educación.

“Tengo 26 años, esto me da un poco más de experiencia de vida que aquellos de 18 años quienes acaban de terminar su bachillerato”, explica Chandler.

Para recibir los cheques del préstamo, los estudiantes en Tidewaer deben completar una forma con su presupuesto de gastos y entradas, así como hacer un presupuesto proyectado de cuando se gradúen, basados en el primer trabajo que pueda que consigan. De esta forma, dicen funcionarios de la institución educativa, el estudiante sabe cuánto dinero le sobrará para pagar la deuda.

“El salario inicial de un planeador urbano está entre $36.000 y $40.000 dólares al año. Entonces tendré que revisar cuánto dinero he tomado prestado y de cuánto tendrían que ser mis pagos mensuales. Ese número está alrededor de $136 dólares al mes”, dice Chandler.

Esto es razonable, según indica Deborah DiCrose, presidente de la Universidad de Tidewater.

“Saque un préstamo para comprar una casa y al siguiente mes tendrá que realizar el primer pago. Lo mismo con un automóvil. Pero esto no aplica aquí. Hay mucho tiempo de espera y lo que estamos tratando de hacer es que el estudiante entienda que el dinero no se le está regalando. No es gratis y sin importar si llega a su meta o no, terminará debiendo una gran cantidad de dinero”, explica DiCroce.

A finales de octubre de 2011, el presidente Obama anunció un plan de alivio de la deuda para estudiantes y recién graduados. A partir de 2012, el plan de pagos de préstamos, “paga a medida que ganas”, ofrecerá un máximo de un 10% de los ingresos discrecionales y el perdón de la duda 20 años después del desembolso.

“Esta es una manera de lidiar con este problema y pueda que sea el único camino actualmente. Pero personalmente, prefiero ver toda la situación desde el inicio”, indicó DiCroce.

Chandler dice que está muy satisfecho de todo este trabajo financiero antes de graduarse y que le ha ayudado a solicitar menos dinero. Además, añade, todavía tiene sus estudios de posgrado por delante, los cuales espera le ayuden a pagar por todo.

XS
SM
MD
LG