Enlaces para accesibilidad

Detalles del operativo

  • Dan Robinson

Infantes de Marina de EE.UU., del regimiento de combate Team 1 en Afganistán, miran el mensaje del presidente Obama en televisión, anunciando la muerte de Osama bin Laden.

Infantes de Marina de EE.UU., del regimiento de combate Team 1 en Afganistán, miran el mensaje del presidente Obama en televisión, anunciando la muerte de Osama bin Laden.

Los funcionarios estadounidenses dijeron Osama bin Laden resistió al asalto de las fuerzas y fue abatido en combate.

Poco después de que el presidente Barack Obama hiciera el anuncio de la muerte de Osama bin Laden, funcionarios de alto rango del gobierno dieron más detalles vía telefónica a los periodistas, sobre la operación que concluyó con la muerte del líder de al-Qaeda.

Los funcionarios del gobierno aclararon que no entrar en detalles sobre la misión a la que describieron como una operación peligrosa y quirurgica, llevada a cabo con pequeños helicópteros y un equipo de operaciones especiales, contra el campamento ubicado en la ciudad de Abbottabad, ubicada a escasos 100 kilómetros de Islamabad, la capital de Pakistán.

Según la información divulgada, el campamento estaba instalado desde hacía cinco años y tenía una estricta seguridad, incluyendo cercas con la parte superior electrificada, pocas ventanas al exterior y dos portones de seguridad, así como carecía de teléfono y de servicio de internet.

Los funcionarios estadounidenses dijeron Osama bin Laden resistió al asalto de las fuerzas y fue abatido en combate. Sin embargo no se ofreció mayor información sobre la duración de los enfrentamientos.

Las tropas especiales permanecieron por unos 40 minutos en el campamento y no se encontraron con ninguna autoridad local pakistaní.

Se informó también que la operación fue planeada para minimizar cualquier daño colateral y riesgos no vinculados al combate, así como la protección de los civiles en el área.

En el enfrentamiento también fueron abatidos otros tres hombres, incluyendo dos de los que se creeen son dos de los guías de bin Laden y un tercer hombre que se estima sería uno de los hijos mayores del líder terrorista.

De las muchas mujeres y niños que había en el campamento, las autoridades informaron que una mujer murió cuando fue usada como escudo por uno de los hombres. Otras dos mujeres resultaron heridas.

Uno de los helicópteros usados durante la operación tuvo una falla mecánica y se reportó como perdido, aunque los funcionarios estadounidenses no ofrecieron más información.

Según informaron, la nave fue destruida por los propios commandos estadounidenses por rezones de seguridad, mientras las tropas abordaron el otro helicóptero para abandonar el campamento.

Al responder a una pregunta de los periodistas, un alto funcionario estadounidense dijo que se están dando los pasos necesarios para asegurar que el cuerpo de bin Laden sea tratado “de acuerdo con las prácticas y tradiciones islámicas”, algo que Estados Unidos toma muy en serio.

Al preguntar a los funcionarios si el hecho de que bin Laden haya sido abatido en territorio pakistaní, estaría confirmando algún tipo de vínculos con autoridades del país, respondieron que “Estados Unidos están muy preocupados” por el hecho de haber encontrado a bin Laden dentro de Pakistán y agregaron que "eso es algo en lo que vamos a continuar trabajando con el gobierno de Pakistán”.

También señalaron que el presidente Obama ha dejado claro en reiteradas oportunidades que Estados Unidos podría actuar en base a “inteligencia práctica” respecto a bin Laden. También indicaron que altas autoridades de Pakistán fueron informadas poco después del operative, respecto a los resultados.

La información de inteligencia sobre el campamento de bin Laden no fue discutida con ningún otro país y tampoco con Pakistán, informaron los funcionarios estadounidenses, señalando que esto era esencial para la seguridad de la operación y de las fuerzas estadounidenses. Incluso, aclaron que apenas un pequeño grupo del gobierno sabía de la operación.

En septiembre del año pasado la CIA comenzó a trabajar con el presidente Obama sobre una serie de informaciones que los llevaban a considerar que Osama bin Laden estaba localizado en ese campamento. A mediados de febrero se realizaron reuniones para determinar si había base suficiente para una acción.

Finalmente, entre mediados de marzo y fines de abril, el presidente Obama presidió una serie de reunions del Consejo Nacional de Seguridad, para desarrollar el curso de las acciones para llevar a bin Laden ante la justicia. La orden final de la operación fue dada en la mañana del viernes 29 de abril de 2011.

Un alto funcionario dijo que la operación fue el resultado de años de cuidado trabajo de inteligencia que involucró a varias agencias. Finalmente, cuando el campamento en Pakistán se convirtió en un objetivo crítico, comenzaron los trabajos con los militares.

El impacto del abatimiento de bin Laden es considerado como “la principal victoria individual en la campaña de Estados Unidos para desmantelar al-Qaeda".

XS
SM
MD
LG