Enlaces para accesibilidad

Miles rinden tributo a Fidel Castro en La Habana

  • Voz de América - Redacción

Los asistentes al tributo pasaban frente a un altar en el memorial al héroe José Martí que exhibía un retrato de Fidel Castro con uniforme verde olivo.

Los asistentes al tributo pasaban frente a un altar en el memorial al héroe José Martí que exhibía un retrato de Fidel Castro con uniforme verde olivo.

Personas solas, algunas en sillas de ruedas, en familia u ordenas por instituciones asistían al primer acto de homenaje masivo al fallecido líder.

Grandes multitudes, con banderas cubanas y retratos de su líder, hicieron fila desde la madrugada en la Plaza de la Revolución de La Habana, para dale despedida a Fidel Castro, el hombre gobernó la isla durante medio siglo.

Un retrato de un joven Fidel de nueve pisos de altura se sumó a las grandes imágenes de guerrilleros caídos que observan la gran plaza.

Desde su muerte el viernes por la noche, los diarios, radio y televisión estatales han publicado amplios homenajes a Fidel, emitiendo sin cesar imágenes de sus discursos, entrevistas y viajes al extranjero, intercaladas con anécdotas elogiosas de cubanos destacados.

Personas solas, algunas en sillas de ruedas, en familia u ordenas por instituciones asistían al primer acto de homenaje masivo al fallecido líder.

“Quién no va a estar afectado por un hombre que hizo todo por nosotros”, dijo José Luis Herrera. “Él fue quien me guió a mi y a mis hijos. Él es mi dios”.

Pero para opositores como Berta Soler, líder de las Damas de Blanco, la muerte de Castro causa algún tipo de felicidad. “No estamos felices por la muerte de un hombre, el ser humano. Estamos felices por la muerte de los dictadores”, dijo Soler.

Hasta ahora la mayoría de la gente de a pie se había mantenido en casa y lejos de unas calles silenciadas por la prohibición de música o celebraciones durante los nueve días oficiales de luto por Castro. Algunos, especialmente los más jóvenes, apenas registraron la muerte de Castro.

El acceso a la plaza comenzó alrededor de las 9:00 a.m. cuando resonaron 21 cañonazos desde un fuerte de La Habana y en otra fortaleza de la provincia oriental de Santiago de Cuba.

Después de ingresar a la plaza los asistentes, entre los que también se encontraban algunos turistas, pasaban silenciosos frente a un altar en el memorial al héroe José Martí que exhibía un retrato de Fidel Castro con uniforme verde olivo, su característico gorro y una mochila sobre la espalda, flanqueado por guardias de honor y estudiantes de escuelas secundarias.

A su lado fueron colocadas coronas de flores blancas y una cinta en la que se leía: "El Partido Comunista de Cuba único heredero legítimo del legado y la autoridad del comandante en jefe de la revolución cubana, el compañero Fidel Castro".

El gobierno no dijo si las cenizas del expresidente de 90 años se expondrán en algún momento en el interior del monumento.

Prácticamente todas las escuelas y oficinas del gobierno cerrarían durante el homenaje a Castro, que durará 13 horas el lunes y se celebrará de nuevo el martes para terminar con una marcha, similar a las multitudes ante las que habló Castro en la plaza durante la mayor parte de su tiempo en el poder.

"Es un dolor muy grande. Aquí lo siente todo el mundo", dijo a The Associated Press Orlando Álvarez, un joyero de 55 años que se disponía a pescar en el malecón. "Todo el pueblo va a estar allí".

Las cenizas de Castro comienzan una procesión de tres días hacia el este por la isla que recorrerá la ruta del ejército de rebeldes barbudos que lideró desde las montañas de Sierra Maestra a la capital. Las cenizas de Castro se enterrarán el domingo en el cementerio de Santa Ifigenia en Santiago, la segunda ciudad más grande del país.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG