Enlaces para accesibilidad

Einstein tenía razón: el espacio se distorsiona

  • Voz de América - Redacción

La confirmación de la existencia de las ondas gravitacionales ha sido comparada con el momento en que Galileo vio los planetas a través de un telescopio, y como cuando se pasó de las películas mudas al cine con sonido.

La confirmación de la existencia de las ondas gravitacionales ha sido comparada con el momento en que Galileo vio los planetas a través de un telescopio, y como cuando se pasó de las películas mudas al cine con sonido.

Científicos han comprobado una de las predicciones más interesantes que el físico propusiera, que objetos acelerados producen distorsiones del espacio-tiempo.

Cien años después de que Albert Einstein anunciara su Teoría de la Relatividad, científicos han comprobado una de las predicciones más interesantes que el físico propusiera, que objetos acelerados producen distorsiones del espacio-tiempo.

Una coalición de brillantes científicos del Instituto de Tecnología de California (CalTech), el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y de la Colaboración Científica LIGO, anunciaron el jueves el descubrimiento que tardó 100 años en hacerse realidad.

Las ondas gravitacionales se pueden explicar figurativamente, como cuando uno lanza una piedra al agua y se forman ondas alrededor del punto donde la piedra cayó en el agua. Si imaginamos el espacio-tiempo como la superficie de una laguna y algo con masa como una piedra, la reverberación que se produce serían las ondas gravitacionales.

¿Qué hacen las ondas gravitacionales? Literalmente, expanden y contraen el espacio-tiempo a medida que pasan por un punto en el espacio. Eso significa que cada vez que una onda gravitacional pasa por la Tierra, nuestro planeta se expande o contrae a medida que la onda va pasando.

El descubrimiento se logró gracias a un observatorio de ondas gravitacionales llamado LIGO, que tiene un valor de $1.000 millones de dólares, formado por dos tubos de vacío colocados en diferentes direcciones. En su interior, un láser mide su estado en todo momento, y cuando una onda gravitacional pasa por la Tierra, el láser detecta que uno de los tubos se encoge mientras el otro se hace más largo.

Los científicos dicen que las ondas gravitacionales se forman en algunos de los sucesos más violentos del Universo, como las colisiones de agujeros negros, explosiones de estrellas supernova o estallidos de rayos gamma. El descubrimiento permitirá entender mejor los mecanismos por lo que ocurren esos sucesos.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG