Enlaces para accesibilidad

Frustran venta de material nuclear a Estado Islámico

  • Voz de América - Redacción

El exinvestigador policial Constantin Malic y otros investigadores de Moldavia, asistidos por el FBI frustraron la venta de material nuclear en el mercado negro.

El exinvestigador policial Constantin Malic y otros investigadores de Moldavia, asistidos por el FBI frustraron la venta de material nuclear en el mercado negro.

La policía de Moldavia en colaboración con el FBI detuvo cuatro intentos de contrabandistas para vender material nuclear a extremistas en Medio Oriente en los últimos cinco años, informó la agencia de noticias AP.

Estados Unidos elogió al gobierno de Moldavia por la confiscación de material nuclear que iba a ser vendido ilegalmente a grupos terroristas.

"Estados Unidos aplaude la buena labor policial y de investigación del gobierno de Moldavia, que ha llevado a la recuperación de materiales contrabandeados y los ha colocado nuevamente bajo control regulatorio", dijo el miércoles el vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest al confirmar la noticia.

Earnest reiteró el compromiso de Washington para "contrarrestar la amenaza del contrabando nuclear y asegurar que grupos terroristas que pudieran tratar de adquirir esos materiales nunca puedan hacerlo" .

La agencia de noticias Associated Press informó el miércoles que la policía de Moldavia en colaboración con el FBI detuvo cuatro intentos de contrabandistas para vender material nuclear a extremistas en Medio Oriente en los últimos cinco años.

El caso más reciente fue en febrero, cuando agentes encubiertos recibieron una oferta para comprar una gran cantidad de cesio radiactivo y buscaba específicamente un comprador del grupo Estado Islámico.

Los investigadores afirmaron que la mayor parte del material radiactivo parece provenir de Rusia y algunas de las bandas delincuentes presuntamente también tienen vínculos con agencias de inteligencia rusas.

El cesio-137 es un isótopo radiactivo que se produce por fisión nuclear. Se utiliza en medicina para irradiar tumores ginecológicos. Su período de semi-desintegración (tiempo que tarda en reducir su actividad a la mitad) es de 37 años. Utilizado incorrectamente puede causar cáncer, acumulándose en los músculos hasta por 30 años.

Fuera de la medicina, puede ser utilizado para fabricar una “bomba sucia”, es decir para diseminar elementos radiactivos en la atmósfera. El Cesio-137 es soluble en agua y sumamente tóxico. Liberado en el medio ambiente, puede permanecer por muchos años y cuando una cantidad suficiente ingresa al organismo puede causar cáncer hasta 30 años después de su ingestión, inhalación o absorción.

XS
SM
MD
LG