Enlaces para accesibilidad

Virginia Occidental sin agua por fuga química

  • Voz de América - Redacción

Residentes hacen fila en Virginia Occidental para recibir agua tras la eventual contaminación de las fuentes potables en el estado.

Residentes hacen fila en Virginia Occidental para recibir agua tras la eventual contaminación de las fuentes potables en el estado.

Las autoridades declaran el estado de emergencia. Se teme que las fuentes de agua potable en Charleston, la capital, se hayan contaminado.

Alrededor de 300 mil residentes de Virginia Occidental pasaron su tercera noche sin poderse beber ni bañarse con agua corriente tras un derrame químico reportado el jueves en el río Elk cerca de la ciudad de Charleston, la capital del estado.

La fuga, proveniente de una fábrica, provocó el cierre de restaurantes y escuelas, los habitantes recibieron la orden de no utilizar agua del grifo y la frustración experimentada por la población comienza a desbordarse.

El gobierno federal emitió una declaración de emergencia para el estado y la Guardia Nacional comenzó a repartir agua embotellada por temor a que toda el agua potable de la localidad se haya contaminado

Aún se desconocen las circunstancias de la fuga de unos 5 mil galones de un producto químico y la situación de emergencia abarca a nueve condados: Boone, Cabell, Clay, Jackson, Kanawha, Lincoln, Logan, Putnam y Roane.

Las autoridades sanitarias estatales alertaron que los síntomas de quienes hayan consumido agua contaminada pueden ser: irritación en la garganta y ojos, vómitos, dificultades para respirar y severa irritación de la piel.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) dijo a la Voz de América que está monitoreando muy de cerca el derrame químico en Charleston y está trabajando con la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

"La agencia ha desplegado coordinadores sobre el terreno para ayudar en el muestreo de agua y está lista para ofrecer ayuda adicional al estado de Virginia Occidental, que dirige la respuesta al derrame”, señaló en un comunicado Alisha Johnson, portavoz de la EPA.

El químico en cuestión, metanol 4-metilciclohexano, es un agente que se utiliza en la preparación de carbón y que se derramó de la fábrica Freedom Industries. El gobernador del estado, Earl Ray Tomblin, declaró el estado de emergencia y hasta ha prohibido que la gente cocine con esa agua o que lave la ropa.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG