Enlaces para accesibilidad

¿Hay aún votantes indecisos en EE.UU.?


El candidato republicano, Donald Trump, y la candidata demócrata, Hillary Clinton, buscarán más votos en el último debate presidencial antes de las elecciones, que se realiza en Las Vegas, Nevada.

El candidato republicano, Donald Trump, y la candidata demócrata, Hillary Clinton, buscarán más votos en el último debate presidencial antes de las elecciones, que se realiza en Las Vegas, Nevada.

El estratega y analista político, Estuardo Rodríguez, afirma que este tercer debate debe ser aprovechado para explicar planes y programas y dejar de lado los insultos y los escándalos

La campaña presidencial 2016 será una de las que más se hable en los próximos años y las generaciones futuras la podrán ver para analizarla por sus controversias, afirma un experto.

En entrevista con la Voz de América, el estratega y analista político Estuardo Rodríguez anticipa un debate complicado, muy parecido a los anteriores, pero afirma que un escenario ideal sería un enfoque distinto de parte de los candidatos.

“Clinton y Trump tienen que enfocarse en lo importante, dejar de lado los escándalos y las críticas para hablar de programas de gobierno, hacer propuestas concretas en economía y seguridad, y mostrarse a la altura de una responsabilidad enorme como es la presidencia de Estados Unidos”, destaca Rodríguez.

“El voto indeciso aún está ahí afuera y ese elector espera que el candidato haga una buena conexión con él, los ataques no van a motivarlo”, analiza este experto.

“Esta noche es muy importante para ambos, Hillary Clinton tiene una tarea fácil si decide plantear su programa de gobierno orientado a ayudar al ciudadano y mostrar soluciones para sus preocupaciones”, dice Rodriguez sobre la candidata demócrata.

En cuanto al aspirante republicano, Rodriguez enfatiza en un cambio radical como opción segura. “Trump puede capitalizar respaldo si fuera de los ataques y la retórica encendida que ha mostrado hasta ahora asume el papel de una persona con el temperamento para gobernar, para negociar y para conciliar”, subraya el experto.

Uno de los temas que Rodríguez considera debería estar totalmente ausente del debate es el de las denuncias de fraude electoral.

“Esta campaña, de por sí, ha bajado a niveles que nunca hemos visto antes. Es normal que los candidatos resalten las debilidades del otro, que intenten desacreditarse mutuamente, pero nunca se ha tratado de lastimar el sistema democrático. Esto ahora es lo más valioso que tenemos y lo más sensible si no detenemos las afirmaciones para desacreditarlo”, concluye Rodriguez.

XS
SM
MD
LG