Enlaces para accesibilidad

Republicanos prometen mano dura contra inmigración ilegal

  • Voz de América - Redacción

Chris Christie, Marco Rubio y Ben Carson durante el debate en Cleveland, Ohio.

Chris Christie, Marco Rubio y Ben Carson durante el debate en Cleveland, Ohio.

Trump, Rubio y Scott Walker piden mayor control en la frontera. Bush ofrece estatus legal, pero sin ciudadanía.

La presencia de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos y el control de las fronteras fue uno de los temas principales del debate entre aspirantes republicanos, que prometieron hacer “algo al respecto”.

"Necesitamos construir un muro y debe construirse rápidamente", dijo Trump, quien ha prometido que de llegar a la presidencia deportará a los más de 11 millones de indocumentados que viven en el país.

"No me importa tener una puerta bella y grande en ese muro para que la gente pueda entrar legalmente. Pero necesitamos construir el muro, necesitamos mantener a los ilegales fuera", añadió el millonario, que lidera las encuestas en gran parte por sus comentarios despectivos contra los inmigrantes mexicanos e hispanos.

Pero Trump no fue el único en pronunciarse a favor de un muro más grande.

"También creo que necesitamos una reja", coincidió el senador Marco Rubio.

"Hay organizaciones criminales penetrando nuestras fronteras del suroeste y necesitamos hacer algo al respecto", apuntó el gobernador de Wisconsin, Scott Walker.

De llegar a la Casa Blanca, Walker prometió "asegurar las fronteras, no amnistía (para los inmigrantes indocumentados) y avanzar en una amnistía legal que da prioridad a los estadounidenses".

Solo Jeb Bush, cuya esposa es mexicana ofreció una salida al problema al decir que los indocumentados deben tener "una vía para obtener un estatus legal", aunque "sin amnistía".

XS
SM
MD
LG