Enlaces para accesibilidad

Florida: entre Gingrich y Romney

  • Voz de América - Redacción

En Florida 1,4 millones de votantes hispanos están registrados. 452.619 están inscritos como republicanos y 564.513 como demócratas.

En Florida 1,4 millones de votantes hispanos están registrados. 452.619 están inscritos como republicanos y 564.513 como demócratas.

La disputa por la candidatura republicana en Florida se redujo a dos hombres, Romney y Gingrich, en el debate final antes de las primarias del 31 de enero.

El debate de los precandidatos a la nominación republicana, que se realizó este jueves en la Universidad de North Florida, de Jacksonville, se centró en las polémicas que generaron Newt Gingrich y Mitt Romney, quienes se atacaron y hablaron de temas como inmigración, el idioma, relaciones con Latinoamérica, problemas económicos, impuestos, salud y hasta de crear bases tripuladas en la luna.

Rick Santorum y Ron Paul, aunque estuvieron en el debate y dieron algunas opiniones sobre los diferentes temas, no generaron tanta polémica ya que han puesto sus miras en otros estados y se han mantenido apartados del drama entre los dos favoritos de la contienda.

“No podemos hablar de deportar a los ancianos”, dijo Gingrich al hablar de tener una inmigración legal, pero sin recurrir a situaciones extremas al tiempo que atacó a Romney diciendo que es el precandidato "más antiinmigrante".

Romney, en medio de la acalorada discusión, dijo que era proinmigrante y quería que la gente fuera a trabajar de forma legal. Además bromeó diciendo: “parece que tenemos unos 11 millones de abuelos y abuelas” y agregó que “hay inmigrantes ilegales que no son abuelos ni abuelas si no gente que busca trabajo y es inmigrante…”

Mientras tanto, Santorum habló de “deportar a todo el que incumpla las leyes y de no permitir a esta gente”.

Los participantes también hablaron del idioma y manifestaron su interés en que todos hablen y aprendan el inglés, la lengua que se habla en Estados Unidos.

El debate volvió a subir de tono cuando Romney y Gingrich tocaron los temas de impuestos, inversiones y crisis económica, donde se acusaron del problema de Freddie Mac y Fannie Mae, dos organizaciones a las que se les culpa por el problema hipotecario en Estados Unidos, sector con el que los candidatos han estado relacionados.

El tema de Latinoamérica se extendió y cada uno de los participantes habló sobre Venezuela y Cuba como dos naciones que representan la parte negativa en la región, tildando de un “cáncer” que se podría extender. Romney ha sentenciado en varias ocasiones que “se tienen que usar todos los recursos para que Fidel Castro esté fuera”, aunque reiteró que no quiere invadir Cuba sino ayudar al pueblo de la isla.

Por su parte Gingrich optó por atacar a Obama diciendo: “es increíble como Barack Obama está preocupado por lo que pasa en Irán, Irak, Siria y no vea para el sur. Necesitamos que las nuevas generaciones tengan una democracia y libertad, y que dictaduras como Cuba desaparezcan” a lo que Ron Paul replicó cuestionando que EE.UU. gasta demasiado dinero en proteger las fronteras de Afganistán y que debería "gastarse en nuestras fronteras".

La cuota divertida del debate corrió por cuenta de Ron Paul cuando se habló de salud. Los demás candidatos lo retaron a mostrar su historial médico y él dijo que tenía menos de una hoja y los retó a una competencia deportiva. Si Paul ganara, sería el presidente más viejo de EE.UU. pues cumplirá 77 años.

El Departamento de Elecciones del estado de Florida ha anunciado que hasta ahora 370.000 republicanos han solicitado votar con papeletas "ausentes", una cifra superior al total de todos los electores combinados de ese partido, que votaron en las primarias de Iowa y New Hampshire en el 2008.

Sin embargo, en las primarias votan solamente los electores inscritos en los partidos, no el total del electorado, por lo que muchos observadores afirman que los candidatos republicanos pueden estar perdiendo el tiempo al no entender el impacto que Florida puede tener en las primarias, un estado donde la mayoría, o más, de los electores vota semanas antes de las elecciones.

XS
SM
MD
LG