Enlaces para accesibilidad

Reforma y ciudadanía prometen demócratas a los hispanos


Sanders y Clinton señalaron las enormes diferencias con la visión intolerante en el tema inmigratorio del candidato republicano Donald Trump.

Sanders y Clinton señalaron las enormes diferencias con la visión intolerante en el tema inmigratorio del candidato republicano Donald Trump.

Hillary Clinton prometió una propuesta de reforma “en los primeros 100 días de gobierno”. Sanders, dijo apoyar “un camino hacia la ciudadanía”.

Los candidatos demócratas Hillary Clinton y Bernie Sanders se enfrascaron el miércoles por la noche en un intenso debate, particularmente sobre inmigración y sobre quién de ellos es el mejor amigo de los hispanos en Estados Unidos.

El debate, organizado por la cadena hispana Univisión y por el Washington Post, y realizado ante un audiencia mayoritariamente hispana de Florida, obligó a los candidatos a comprometerse con una reforma migratoria, y a no deportar niños ni familias de indocumentados.

La ex secretaria de Estado prometió que, de ganar las elecciones, presentará una propuesta de reforma “en los primeros 100 días de gobierno”. El senador por Vermont, dijo también apoyar la reforma y subrayó que debe existir “un camino hacia la ciudadanía” para los indocumentados en EE.UU. que no tengan antecedentes penales.

Empero, no todo fueron coincidencias. Clinton criticó a Sanders por votar en contra de un proyecto de ley de inmigración en 2007, mientras él contraatacó criticando a Clinton por oponerse a un movimiento que permitiría a los inmigrantes a obtener licencias de manejo en Nueva York.

Los dos señalaron las enormes diferencias con la visión intolerante en el tema inmigratorio del candidato republicano Donald Trump, que lidera en las encuestas, y ridiculizaron su idea de construir un muro en la frontera con México y deportar a 11 millones de personas que viven en el país de manera indocumentada.

Clinton dijo que el plan de construir el muro es “pura fantasía”, mientras Sanders dijo que la idea de sacar a los 11 millones de indocumentados es “una idea absurda y vulgar”.

“Yo creo que los estadounidenses no votarán por un candidato que insulta a los mexicanos, a las mujeres, a los afroamericanos”, dijo Sanders.

Los dos candidatos también abordaron otros temas como el desempleo, la necesidad de elevar el salario mínimo, de mejorar el Obamacare y su apoyo al acercamiento con Cuba.

Además, Clinton tuvo la necesidad de defender el uso de su cuenta personal de correo durante su época como secretaria de Estado, reiterando que no hizo nada ilegal.

Cuando fue preguntada si se retiraría de la contienda presidencial en caso de enfrentar cargos criminales por el uso de su email privado, Clinton contestó de forma exasperada que ni siquiera respondería a la pregunta.

Los candidatos demócratas compiten el próximo martes en Florida y en otros cuatro estados en busca de más delegados.

XS
SM
MD
LG