Enlaces para accesibilidad

De vuelta a la gorra


En la temporada de verano que se avecina, proteja su piel adecuadamente.

En la temporada de verano que se avecina, proteja su piel adecuadamente.

¿Cómo el cambio climático puede afectar su vida directamente? La gorra una solución saludable y ecológica.

Ácido amino benzoico, enzurizare, beta caroteno, ácido para amino benzoico, PABA, salicilato actínico (OCS), dióxido de titanio, trol amina salicilato… perdido?

Esta es solo una parte de los productos que muchos protectores solares listan como sus ingredientes. Con semejante lista, lo mínimo que uno espera es que hagan muy trabajo protegiéndonos de los rayos solares. Sin embargo, un reciente estudio encontró que 92 por ciento de los productos que se encuentran en el mercado, no cumplen su función.

Investigadores de la capa de ozono afirman que los rayos del sol son cada vez más fuertes y de acuerdo a la Asociación Estadounidense de Cáncer, el melanoma, o cáncer de piel, se debe en gran medida a los rayos ultravioleta. En conclusión, nos tenemos que proteger, cada vez más, de los rayos que están atravesando nuestra atmosfera.

Y es aquí donde es importante entender qué es lo que uno está buscando cuando va a la tienda a comprar un protector solar. “Uno que huela rico”, me dijo Shayani Vargas cuando le pregunte en la tienda.

“Luego, ¿las vitaminas no se las come uno?”, me respondió Jairo Lamina cuando le pregunte si se fijaba en qué clase de vitaminas trae el bloqueador que está comprando.

Para sorpresa de Shayani, Jairo y la mía, aparte de las fragancias los bloqueadores tienen otras clasificaciones, considerando especialmente sus ingredientes.

El estudio, hecho por la organización no-gubernamental, Grupo de Trabajo Ambiental (Environmental Working Group), señala que los bloqueadores solares más recomendados hoy en día son los hechos a base de minerales. Por lo general, contienen minerales como zinc o titanio.

El bloqueador ideal a su vez no debe ser en aerosol o tener polvo y además hay que evitar la vitamina A, conocida también como retinol palminate, carótida, u oxy benzone.

Si la situación requiere de cuidado extremo, entonces productos que ofrezcan protección de rayos ultravioleta o UVA, con la menor cantidad de productos químicos son la mejor opción.

Vitamina A (retinol palminate)

La vitamina A cuando se ingiere en alimentos es muy buena. Sin embargo, el estudio indica que el efecto es todos lo contrario cuando se aplica en la piel. Al parecer, la vitamina A aplicada adelanta la aparición de problemas de dermatológicos y aumenta el riesgo tumores.

La solución (ecológica) más recomendada

La protección que los especialistas recomiendan, es bastante simple, y bastante verde: una gorra y una camiseta. Con esta solución evita que la piel absorba químicos innecesarios.

También se evita la producción innecesaria de químicos en el planeta y la utilización de materiales ya disponibles en la naturaleza.

Vitamina D

Para añadir a la confusión de si usar o no usar bloqueadores solares, está el asunto de la vitamina D. Por siglos la raza humana ha producido la cantidad de vitamina D necesaria para el cuerpo, recibiendo sol. Sin embargo hoy en día, las nuevas generaciones están mostrando deficiencia de la misma. Tres de cada cuatro niños en Estados Unidos tiene deficiencia de vitamina D. Por ese motivo la Academia de Médicos de Estados Unidos recomienda exponerse al sol, sin bloqueadores, por lo menos 10 minutos a la semana.

Cada persona es diferente, en el caso de la vitamina D es mejor hacerse un examen y permitir a su doctor determinar si es necesario aumentar los niveles.

Al final, es su decisión si se va a exponer al sol, cuándo y cómo, pero no olvide use el sentido común.

Pasos seguros y verdes:

1. Cúbrase. Ropa adecuada, ligera y una gorra cumplen el mejor trabajo.

2. Hágase a la sombra. Si no la encuentra, hágala con una sombrilla.

3. Organice su agenda para evitar el sol del medio día.

4. Seleccione un buen protector solar. Busque en los ingredientes zinc, dióxido de titanio, avodezone o mexoryl SX. Es siempre preferible usar productos que vengan en crema, que sean resistentes al agua y cuando se va a la playa o a la piscina, SPF 30 es lo más recomendado.

5. Si está en su presupuesto, compre ropa diseñada para proteger de los rayos solares.

Para aquellos que como yo son incrédulos de cada estudio que se publica, un dato curioso y para tener en cuenta es que la Oficina de Alimentos y Drogas de Estados Unidos, entidad que regula los productos que consumen y usan los estadounidenses, está trabajando en las regulaciones para bloqueadores solares desde 1978, y aunque en 2007 se hizo una revisión de ese documento, aún no se ha publicado las normas que aplicarán a estos productos. Es posible que la demora en una resolución oficial se deba a que hay muy poca información específica y estudios con estadísticas precisas para valorar este tema.

Si siente que ya sabe que es lo ideal en un bloqueador solar, dedíquele unos segundos a la encuesta a la derecha.

XS
SM
MD
LG