Enlaces para accesibilidad

Lágrimas de unión en Dallas


La Policía de Dallas, Texas, sigue llorando la muerte de sus agentes.

La Policía de Dallas, Texas, sigue llorando la muerte de sus agentes.

La Policía de Dallas, Texas, sigue llorando la muerte de sus agentes. Los ciudadanos también sienten esa pena y se acercan a prestar todo tipo de ayuda.

— Nosotros podíamos haber estado ahí. Mis hijos, mi familia podría haber estado. Es horrible. Esto no está bien—, explicó Émeli Hernández entre lágrimas.

Familias enteras se acercaban al Departamento de Policía de Dallas como muestra de apoyo y solidaridad.

Flores, peluches y notas, es lo que los ciudadanos dejaban alrededor de las dos patrullas estacionadas. Incluso niños disfrazados de policías llegaban para honrar a las víctimas del tiroteo.

Pero, sobretodo, los abrazos fueron los protagonistas del día.

“Ha sido tremendo el apoyo que hemos estado recibiendo. Nos ha dado la fortaleza para seguir adelante. Estamos en deuda con los ciudadanos”, expresó a la Voz de América, la portavoz del Departamento de Policía, Mónica Córdova.

La agente Córdova recalcó que están trabajando para volver a la normalidad. Una normalidad que, según la consejera emocional de la policía, Verónica Sites, es imposible en estos momentos, pero que, sin embargo, se va recobrando con el paso del tiempo.

Amor, comprensión y empatía. Es la actitud que cientos de personas tomaron ante esta adversidad.

“Esto no se arregla con violencia, sino con amor".

"Y como una sola raza, como la raza humana. No hay distinciones”, contó Juan Alonso a sus hijos. Estos, perplejos, miraron al padre: no entendían bien por qué esta tragedia había sucedido.

Los agentes lloraban. Se abrazaban unos a los otros. Intentaban consolarse mutuamente, buscando un motivo que explicara la pérdida de sus compañeros. Los testigos se acercaron para intentar aliviar el dolor.

No importaba quién fuese, toda muestra de afecto era bienvenida por parte de los oficiales.

Respecto a la causa del ataque, la agente Córdova hizo hincapié en que el objetivo del autor fracasó.

“Si este individuo [Micah Johnson] quería dividir a este ciudad, ha conseguido todo lo contrario”, dijo la portavoz del Departamento de Policía de Dallas.

“Nosotros unidos”, es el mensaje que los ciudadanos han expresado en sus notas de apoyo. Saben que el dolor permanecerá, pero el único consuelo con el que cuentan ahora es tenerse los unos a los otros. Un apoyo necesario e incondicional para poder superar la angustia que toda la comunidad siente.

XS
SM
MD
LG