Enlaces para accesibilidad

Incentivar valores vencerá al extremismo


El internet no es la causa del reclutamiento extremista, sino la carencia de valores, dice un experto a la Voz de América.

El internet no es la causa del reclutamiento extremista, sino la carencia de valores, dice un experto a la Voz de América.

La diseminación de mensajes del extremismo radical no encontrará eco en una sociedad con valores y lazos familiares.

Las estrategias para contrarrestar los mensajes que los extremistas diseminan por internet y las redes sociales tiene diferentes enfoques y deben apoyarse en el fortalecimiento de los valores, la formación y los lazos familiares.

En esa forma describe el Dr. Carlos Ponce, experto en temas de comunicación y director del programa para América Latina en Freedom House, la forma en la que los mensajes de los fundamentalistas no encuentren terreno fértil entre los jóvenes occidentales.

En entrevista con la Voz de América, Ponce destacó su preocupación sobre el tema. “Me inquieta la forma en la que se enfoca el tema porque se está tratando de responsabilizar a la internet, a las redes sociales y a los medios por esta situación, y en realidad no se está atacando la verdadera raíz de la inspiración que reciben estos jóvenes”, destaca Ponce.

El experto afirma que el reclutamiento siempre ha existido, hace algunos años se hacían directamente en las universidades o sitios donde los jóvenes podían expresar sus sentimientos de rebeldía, frustración, aventura y hasta romanticismo.

“Hoy utilizan el internet y las redes sociales, pero llegan hasta ellos por la carencia de valores que encuentran, por la desvinculación familiar u otros factores”, dice Ponce.

Escuche la entrevista con el Dr. Carlos Ponce

El Dr. Ponce destaca al mismo tiempo que otro elemento importante es el hecho de que no existen sanciones contra los fundamentalistas en sus propias regiones. “No hay acciones fuertes contra los que generan estos mensajes que incitan a la violencia y que invitan a los jóvenes a unirse a causas tan peligrosas y crueles”, concluye el experto.

“Hay que controlar la fuente de origen de estos mensajes, los líderes violentos tienen que ser controlados, y ese será el mejor camino para mostrar un discurso distinto que rechace la violencia”, dijo Ponce.

XS
SM
MD
LG