Enlaces para accesibilidad

Líderes de la OTAN advierten a Rusia

  • Voz de América - Redacción

El presidente Barack Obama , cuarto de iz. a der. se reúne con líderes del mundo que incluye al presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, (der.) que asiste solo en calidad de invitado.

El presidente Barack Obama , cuarto de iz. a der. se reúne con líderes del mundo que incluye al presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, (der.) que asiste solo en calidad de invitado.

Occidente no descarta sanciones sobre Moscú y señala que Vladimir Putin tendrá que ‘asumir las consecuencias’ por su conducta en la crisis de Ucrania.

Las principales potencias de occidente le rayaron la cancha a Rusia, condenando su conducta en la crisis de Ucrania y advirtiendo a Vladimir Putin que tendrá que afrontar las consecuencias de sus acciones.

En la cumbre de la OTAN, que se celebra en Newport, Gales; los jefes de Estado de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania e Italia se mostraron como un frente unido a la agresión rusa.

“Los líderes reiteraron su condena a Rusia por su continuada y flagrante violación de la soberanía e integridad territorial de Ucrania, y estuvieron de acuerdo en la necesidad de que Rusia afronte el coste de sus acciones”, señaló el consejero adjunto de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes, en un comunicado.

Los presidentes de EE.UU., Barack Obama, de Francia, François Hollande, los primeros ministros de Reino Unido, David Cameron, e Italia, Matteo Renzi y la canciller alemana, Angela Merkel, solidarizaron con el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, y dejaron abierta la posibilidad de aplicar nuevas sanciones a Moscú.

“El presidente Obama y sus homólogos europeos expresaron su solidaridad con Ucrania y subrayaron su apoyo a su proceso democrático”, agregó Rhodes, reiterando el “firme apoyo” de occidente “a los esfuerzos del presidente Poroshenko para lograr una resolución pacífica del conflicto”.

Poroshenko informó sobre los últimos acontecimientos en su país, y explicó el plan propuesto por el presidente ruso, Vladímir Putin, para conseguir un cese al fuego el viernes 5 de septiembre.

“Llamaremos al Estado Mayor para establecer un alto el fuego bilateral, y esperamos que la aplicación del plan de paz comenzará mañana [viernes]”, dijo Poroshenko a los líderes de la OTAN.

Moscú presentó un plan de paz de siete puntos en el que se insta a ambas partes a poner fin a cualquier acción ofensiva en el territorio de las regiones de Donetsk y Lugansk y señala que las tropas ucranianas deben retirarse de las inmediaciones de todos las ciudades a una distancia que impida su bombardeos de artillería.

También contempla el control internacional del alto el fuego, el intercambio de retenidos y prisioneros mediante la fórmula de "todos por todos", la apertura de corredores para los refugiados y la ayuda humanitaria, la prohibición de bombardeos aéreos y el envío de especialistas para la reparación de las infraestructuras.

Antes de empezar la reunión, el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, pidió a Rusia que repliegue a las fuerzas que ha ubicado en la frontera oriental ucraniana, así como el flujo de armas y al apoyo a los rebeldes.

También pidió a Moscú que se comprometa “con un proceso político constructivo, y a que haga un auténtico esfuerzo para facilitar una solución pacífica a la crisis en Ucrania”.

Rusia, que se ha opuesto enérgicamente a cualquier presencia de la OTAN cerca de sus fronteras, ha censurado la idea de una fuerza de respuesta rápida. Anteriormente esta semana, Rusia dijo que revisará sus propias estrategias militares en el este de Europa si la OTAN apoya la creación de la fuerza.

Los líderes de la OTAN también discutirán estrategias para contrarrestar la amenaza del grupo militante Estado Islámico que ha tomado grandes partes del norte de Irak y el este de Siria.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG