Enlaces para accesibilidad

Las soluciones de Davos


La canciller alemana, Ángela Merkel, presentará las medidas adoptadas por este país.

La canciller alemana, Ángela Merkel, presentará las medidas adoptadas por este país.

Inglaterra y Estados Unidos defienden sus propuestas para paliar la crisis económica en la cumbre de Davos, en Suiza.

Dos modelos de remedios económicos se enfrentan en la cumbre de Davos, en Suiza, donde les toca el turno de defender sus posturas al primer ministro británico, David Cameron y al secretario del Tesoro norteamericano, Thimoty Geithner, con posturas opuestas.

Durante esta tercera jornada de la 41ª edición del Foro Económico Mundial (WEF), Cameron, quien recientemente efectuó un drástico recorte a los presupuestos para frenar el déficit público defendió su propuesta de austeridad.

Acabar con "el fantasma de las gigantescas deudas soberanas", los déficits públicos y el endeudamiento de los países europeos, provocados por los grandes planes de reactivación lanzados contra la peor crisis económica de la posguerra, que Cameron considera "claramente insostenibles".

Frente a austeridad, gasto. Por el contrario, Thimoty Geithner aseguró que el estímulo para la economía no puede provenir de la austeridad. “Hay mucha más confianza ahora que hemos alcanzado una expansión sostenible”, advirtió.

"Algunas personas quieren ir muy rápido para hacer fuertes recortes en los gastos. Pero no es un método razonable" explicó Geithner. "Hay que estar seguro de no afectar la reactivación", insistió, estimando que tomar el riesgo de "pasar demasiado rápido a restricciones sustanciales" puede hundir un naciente crecimiento.

Sobre la mesa quedan estas ideas a la espera de que la canciller alemana, Ángela Merkel, que dirige el país locomotora de Europa, aporte la experiencia particular de este país.

Tentativas paralelas

Por otra parte, Brasil y las otras potencias involucradas en las negociaciones de la ronda de Doha de la OMC decidieron volver a reunirse al margen del Foro para discutir la reactivación de los intentos por liberar el comercio mundial. "Estamos acá para ver si hay una evolución", dijo el ministro de Relaciones Exteriores brasileño, Antonio de Aguiar Patriota. "La intención es intentar retomar la ronda sobre la base de los progresos ya realizados, pero no tengo certezas", admitió Patriota.

También el presidente de México, Felipe Calderón, quiso defender su país como un "destino seguro" para la inversión y los negocios, a pesar de la extrema violencia. Calderón recordó que México "tuvo un crecimiento superior al 5% el año pasado, se crearon más de 800.000 nuevos empleos en términos netos" y fue "el segundo país con la mayor tasa de crecimiento de Inversiones Extranjeras Directas en el 2010".

XS
SM
MD
LG