Enlaces para accesibilidad

Colombia y Venezuela sellan la paz


El secretario general de la UNASUR, Néstor Kirchner, el canciller Maduro, los presidentes de Venezuela y Colombia, Hugo Chávez y Juan Manuel Santos y la canciller, María Ángela Holguín, reunidos en la Quinta de San Pedro Alejandrino, en Santa Marta.

El secretario general de la UNASUR, Néstor Kirchner, el canciller Maduro, los presidentes de Venezuela y Colombia, Hugo Chávez y Juan Manuel Santos y la canciller, María Ángela Holguín, reunidos en la Quinta de San Pedro Alejandrino, en Santa Marta.

En una cumbre bilateral entre los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos y de Venezuela, Hugo Chávez, realizada en la ciudad de Santa Marta del país cafetero, ambos mandatarios decidieron restablecer las relaciones "diplomáticas, políticas y comerciales".

El encuentro es el primero entre ambos jefes de estado y se produce apenas tres días después de que Santos asumiera la presidencia en Colombia.

"Dos personas que hemos tenido tantas y tan frecuentes diferencias que decidan dar vuelta la página y pensar en el futuro de nuestros pueblos, es algo que tenemos que celebrar", dijo el mandatario colombiano, al final de la reunión con Chávez.

Santos explicó que sostuvo un “diálogo franco, directo, sincero, y hemos dado un gran paso en el restablecimiento de la confianza que es condición básica de cualquier relación”.

Dentro de los cinco principales acuerdos a los que llegaron ambos mandatarios al final de la cumbre, está el pago de la deuda que tiene Venezuela con exportadores colombianos, un plan de inversión social, el desarrollo de la infraestructura entre ambas naciones y el aumento de la seguridad conjunta en la frontera que divide a los dos países.

Un punto interesante que mencionó Santos fue el de permitir una entrada hacia el Océano Pacífico a Venezuela ya que sería "beneficioso para Colombia y Venezuela".

No obstante, el nuevo mandatario colombiano sentenció que para mantener una relación positiva con su vecino venezolano, Chávez no debe "permitir grupos armados al margen de la ley en su territorio", en clara referencia a los guerrilleros de las FARC.

Por su parte, el líder venezolano, acordó comunicarse mejor con su homólogo colombiano.

"Que restituyamos el respeto, la transparencia y la confianza. Hemos fijado esos principios, hemos decidido restablecer las relaciones diplomáticas y políticas plenas. Para que vean la capacidad y el potencial que tenemos para ponernos de acuerdo", dijo Chávez.

El presidente de Venezuela no perdió la oportunidad para desacreditar las acusaciones que una comisión, aprobada por el ex presidente colombiano Álvaro Uribe, expuso en la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington, acusando al gobierno venezolano de permitir a miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en territorio venezolano.

"Es una infamia que digan que yo apoyo a grupos terroristas. Pero que penetren grupos ilegales a Venezuela, ¡eso no es nuevo!”, argumentó Chávez.

El mandatario de Venezuela insistió en que su gobierno "no apoya a las guerrillas" colombianas y que si lo hiciera, en once años, las FARC ya tuvieran "resultados" con su "ayuda" monetaria.

"Que no se nos siga acusando de que nosotros los apoyamos (a las FARC), yo he venido aquí a apoyarlo a usted señor presidente" dijo Chávez dirigéndose a Santos, "a apoyar nuestra economía. Tenemos que vencer los demonios señor presidente. Porque hay gente que está molesta con esta reunión, quisieran una guerra, una división entre nosotros", dijo Chávez.

La reunión en Santa Marta, a unos 750 kilómetros al norte de Bogotá, y en donde en 1980 falleció el Libertador Simón Bolívar, se conccretó el mismo día en que el presidente Santos cumplía 59 años.

Chávez rompió relaciones diplomáticas con Colombia el pasado 22 de julio de 2010, debido a las "graves acusaciones" de Uribe, el entonces presidente de Colombia, en contra de su gobierno.

Repercusiones de México y Brasil

Una vez que fue anunciada la decisión de los gobiernos de Colombia y Venezuela de restablecer las relaciones diplomática y comerciales, se conocieron las primeras repercusiones.

El Gobierno de México a través de un comunicado expresó “su beneplácito” por la decisión de los presidentes Santos y Chávez, y reconoció “la voluntad de ambos gobiernos de posicionar y mantener, como el principal fundamento de sus relaciones, el diálogo y el respeto mutuo”.

También el gobierno de Brasil mostró su "satisfacción" por el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Venezuela y Colombia, expresó en un comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil.

Los temas de fondo

Analistas y observadores coinciden en destacar que la frágil relación entre ambas naciones y la pérdida de confianza mutua, hace que sea necesario abordar los problemas de fondo y plantear una agenda realista, en vez de apostar a declaraciones de buena voluntad.

Por una parte, “Chávez es muy impredecible” y por otra, es claro que “Santos ha tenido visiones muy contrarias a Chávez, y en cualquier momento pueden resurgir los enfrentamientos”, dijo León Valencia, de la institución privada Corporación Nuevo Arco Iris en Bogotá.

Por tanto, según la opinión de Valencia, lo que puede ayudar a encontrar un camino de diálogo es Santos propondrá “una relación más racional”, de la hubo con el anterior gobierno colombiano.

Para Patrick Esteruelas, consultor de la firma Eurasia Group, las expectativas sobre el encuentro no son muchas respecto “al impacto material en la relación comercial colombo-venezolana”, porque la reducción de las exportaciones de Colombia a Venezuela se ha debido más a las restricciones económicas internas del vecino país, que a los problemas políticos.

En cambio, Sandra Borda, profesora de ciencias políticas de la Universidad de Los Andes considera que la cita puede servir para conseguir el apoyo de Venezuela en el combate a grupos insurgentes, porque en su opinión, la estrategia colombiana anterior “de la denuncia pública y del insulto ya se agotó”. Por tanto, lo que ahora que es “la búsqueda de la cooperación en materia de seguridad, más a través de canales diplomáticos”.

La reunión fue la primera entre jefes de Estado de Venezuela y Colombia desde que Chávez visitara en enero del 2009 el balneario colombiano de Cartagena y se encontrara con el entonces mandatario Álvaro Uribe.

XS
SM
MD
LG