Enlaces para accesibilidad

Cuentas verdes para el gobierno


Esta iniciativa hace parte del compromiso de Obama con buscar un gobierno líder en sistemas sostenibles.

Esta iniciativa hace parte del compromiso de Obama con buscar un gobierno líder en sistemas sostenibles.

El mejor cliente en Estados Unidos, el gobierno, exigirá a sus contratistas que demuestren su compromiso con el medio ambiente.

De ahora en adelante, las pequeñas, medianas y grandes compañías que prestan sus servicios al gobierno de Estados Unidos lograrán puntos extra en la competencia por los contratos, al demostrar que están contabilizando y analizando las emisiones contaminantes que expulsan al ambiente.

Quienes puedan mostrar un inventario de la totalidad de sus gases de efecto invernadero y que provean esta información para investigaciones obtendrán mayores puntajes al hacer sus propuestas. La iniciativa busca también contabilizar los esfuerzos de las compañías por utilizar energía limpia.

La Oficina de Servicios Generales de Estados Unidos (GSA) que es la agencia gubernamental encargada de que los intercambios comerciales entre el gobierno y otras entidades funcionen adecuadamente, está a cargo de este proyecto. La GSA publicó un comunicado de prensa explicando que el requerimiento para las compañías de mantener estas estadísticas entrará en vigencia en 2011 o 2012.

Muchos ven con optimismo este paso, pues al ser el gobierno el cliente más grande del país, existen muchas probabilidades de que estas nuevas exigencias ejerzan cambios en el mercado y que se empiecen a ver tendencias sostenibles entre industrias y comerciantes.

Sin embargo, no deja de haber preocupación entre los vendedores que recolectan billones por estos contratos, quienes se han mostrado inquietos ante la falta de datos más específicos sobre los reglamentos y la competencia que se aproxima.

La verdad es que todavía no está muy claro como este proceso tomará lugar y cómo se evitara que los proyectos ya iniciados no sufran durante esta transición.

XS
SM
MD
LG