Enlaces para accesibilidad

EE.UU. lamenta actitud de Cuba con Gross

  • Voz de América - Redacción

El contratista estadounidense está encarcelado en la capital cubana desde diciembre de 2009.

El contratista estadounidense está encarcelado en la capital cubana desde diciembre de 2009.

Estados Unidos rechazó la posibilidad de una negociación de Alan Gross por los cinco espías cubanos, tal como fue sugerido por el gobierno de Cuba.

El gobienro de Estados Unidos lamentó este viernes 11 de mayo de 2012 que los gobernantes en Cuba nieguen un gesto humanitario al contratista estadounidense Alan Gross, quien fue condenado en la isla a 15 años de cárcel por espionaje, al no concederle permiso para visitar a su madre enferma en Estados Unidos.

La portavoz del departamento de Estado, Victoria Nuland, dijo que la detención de Gross es "deplorable" y una "afrenta a la decencia humana", al reiterar que Estados Unidos no contempla intercambiar a Gross por los cinco agentes cubanos procesados por espionaje.

La funcionaria de la cancillería cubana, Josefina Vidal, señaló a la cadena de televisión CNN que Gross no puede salir de Cuba porque está al principio del cumplimiento de su condena impuesta en 2011, tras haber sido arrestado en diciembre de 2009.

Incluso Vidal sugirió que el gobierno de La Habana había propuesto a Washington "negociar" por el caso Gross, en lo que definió como "con una base recíproca", para referirse a los cinco espías cubanos.

Sin embargo Nuland fue clara al señalar que "no hay ninguna equivalencia entre estos casos" y recordó que por un lado erstán los espías cubanos que "han sido condenados en Estados Unidos", lo cual no es comparable con el caso de "un trabajador de desarrollo que nunca tenía que haber sido encarcelado".

Viaje imposible para madre de Gross

La subsecretaria de Estado de Estados Unidos para América Latina, Roberta Jacobson, calificó de imposible la propuesta del gobierno de Cuba para que la madre del contratista estadounidense encarcelado, Alan Gross, viaje a La Habana para visitarlo.

En una entrevista con la agencia EFE, la funcionaria declaró que la madre de Gross tiene 90 años de edad y padece de cáncer.

"Es imposible para ella viajar a La Habana", afirmó Jacobson. Agregó que el gobierno cubano debe poner a Gross en libertad, o al menos permitir que viaje a Estados Unidos para ver a su madre.

El contratista estadounidense está encarcelado en la capital cubana desde diciembre de 2009, bajo acusaciones de atentar contra la seguridad cubana.

El Departamento de Estado dice que Alan Gross es inocente y sólo estaba en Cuba para ayudar humanitariamente a la comunidad judía.
XS
SM
MD
LG