Enlaces para accesibilidad

Ayuda policial de Cuba a Venezuela

  • Voz de América - Redacción

En julio pasado se denunció que los cubanos tenían potestad para expedir documentos oficiales de identidad a los venezolanos.

En julio pasado se denunció que los cubanos tenían potestad para expedir documentos oficiales de identidad a los venezolanos.

El diario El Nacional revela en Caracas que la base de datos de la policía y las cárceles venezolanas están en manos cubanas.

Una empresa del gobierno cubano maneja todo el control de seguridad policial relativo a los antecedentes penales y los datos del sistema penitenciario de Venezuela, según informó en Caracas el diario El Nacional.

De acuerdo con el periódico, el diseño de las nuevas bases de datos sobre investigaciones penales y criminales en manos de la empresa informática Albet Ingeniería y Sistemas serviría de plataforma para la integración tecnológica de los cuerpos policiales de Cuba y Venezuela.

El Nacional citó información difundida en la propia página web de Albert según la cual el sistema informático utilizado “permite ejecutar acciones para prevenir hechos ilícitos, de violencia y manifestaciones de corrupción". En resumen, de lo que se trataría es de elevar el grado de vigilancia sobre la población.

Además del control interno en las prisiones, el empleo de cámara digitales y escáneres de huellas, especialistas de Albet diseñaron un sistema de gestión policial aún por estrenar en Venezuela, y son los cubanos los están al frente de los cursos de actualización en el denominado Instituto Universitario de la Policía Científica.

El director de Emergencias 171 en el estado Táchira, Ernesto Márquez, dijo al diario que lo que más le preocupaba era que para realizar procesos ordinarios será necesaria la autorización del gobierno cubano.

En julio pasado el periódico denunció que los cubanos tenían potestad para expedir documentos oficiales de identidad a los venezolanos y controlar así la entrega de cédulas electrónicas con la que los electores votarán en los comicios presidenciales del año próximo.

En esa ocasión el diario aludió a la existencia de un convenio secreto por el que Venezuela habría concedido a Albet la potestad de manipular millones de datos que en cualquier país constituyen información relacionada con la seguridad nacional.

De acuerdo con el reportaje, hay cláusulas de confidencialidad en ese contrato que impiden a los técnicos venezolanos participar o tener conocimiento del proceso, por lo que no podrían “acceder a los códigos fuente para realizarle modificaciones o (hacer) ajustes a las aplicaciones informáticas”.

La información advertía que “si el proceso de cedulación culmina, los venezolanos acudirán a votar en 2012 con un sistema de identidad que, en la práctica, está manejado y controlado por el gobierno de Cuba”.

XS
SM
MD
LG