Enlaces para accesibilidad

Cuba rechaza demandas de Donald Trump

  • Voz de América - Redacción

Gustavo Machín es subdirector de Asuntos de Estados Unidos en la cancillería cubana.

Gustavo Machín es subdirector de Asuntos de Estados Unidos en la cancillería cubana.

Diplomático cubano dice que su país nunca será presionado a hacer reformas internas, como exige Donald Trump.

El subdirector de asuntos de Estados Unidos en la cancillería cubana, Gustavo Machín, rechazó la amenaza del candidato presidencial republicano Donald Trump de revertir la apertura con Cuba a menos que el gobierno de La Habana acceda a las demandas del magnate.

Trump dijo en Miami este mes que revertirá las órdenes ejecutivas del presidente Barack Obama que alivian el embargo económico estadounidense contra la isla a menos que Cuba cumpla demandas que incluyen "la libertad política y religiosa para el pueblo cubano y la liberación de prisioneros políticos".

Machín, dijo que Cuba nunca será presionada a hacer reformas internas, y añadió que quienquiera que sea el próximo presidente de Estados Unidos debería respetar el derecho cubano a la auto-determinación.

"Cuba siempre ha dejado claro que sus asuntos internos no son negociables", dijo Machin a periodistas. "Ellos son una función de decisiones internas de Cuba y del pueblo cubano y realmente hacemos un llamado al próximo presidente de Estados Unidos a que se atenga a esos principios, que no son principios de Cuba, sino de la ley internacional".

Estados Unidos y Cuba han sostenido varias conversaciones sobre derechos humanos desde que reiniciaron el diálogo diplomático. Ninguno de los dos países ha dicho si esas conversaciones han producido algún resultado concreto.

Las conversaciones sobre asuntos menos controversiales como salud y medio ambiente han resultado en una serie de acuerdos bilaterales.

Machín instó al presidente Obama a emitir una ronda final de órdenes ejecutivas antes de la quinta y última ronda de negociaciones a fin de año. La cuarta tendrá lugar el viernes, en Washington.

El diplomático cubano también elogió la nominación de Jeffrey de Laurentis, el encargado de asuntos en la Embajada de Estados Unidos en La Habana, como primer embajador en Cuba, en más de 50 años.

"Es una decisión que cumple con los compromisos que ambos países hicieron y con la meta de Estados Unidos y de su misión diplomática de ser representados aquí al más alto nivel posible", señaló.

Respecto a lo que Cuba desea de la administración Obama, Machín dijo que su país cree que el presidente podría permitir más exportaciones estadounidenses a Cuba y más ventas de productos cubanos a Estados Unidos; y permitir inversiones estadounidenses en la isla, más allá de la excepción para las compañías de telecomunicaciones que se otorgó al principio del proceso.

El diplomático cubano dijo también que al gobierno de La Habana le frustra la negativa de los bancos a hacer negocios con Cuba, especialmente las transacciones en dólares, que por largo tiempo estuvieron prohibidas por el embargo estadounidense y otras restricciones relacionadas.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG