Enlaces para accesibilidad

Análisis: Acercamiento EE.UU.-Cuba preocupa a norcoreanos

  • Voz de América - Redacción

El ministro de Relaciones Exteriores norcoreano, Ri Su Yong, saluda a su contraparte cubana, Bruno Rodríguez, en La Habana, el 16 de marzo de 2015.

El ministro de Relaciones Exteriores norcoreano, Ri Su Yong, saluda a su contraparte cubana, Bruno Rodríguez, en La Habana, el 16 de marzo de 2015.

Los analistas en Seúl dicen que la medida diplomática entre EE.UU. y Cuba podría impactar las relaciones entre Corea del Sur y Cuba, y por tanto, las de Pyongyang y La Habana.

La normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba probablemente aislará aún más diplomáticamente a Corea del Norte.

Recientemente, Washington y La Habana acordaron restablecer los vínculos diplomáticos y las embajadas en ambos países, poniendo fin a las hostilidades de más de medio siglo.

Los analistas en Seúl dicen que la medida diplomática entre EE.UU. y Cuba podría impactar las relaciones entre Corea del Sur y Cuba.

Los dos países no han establecido vínculos diplomáticas formales, pero sus relaciones han mejorado en el tiempo reciente. El intercambio comercial entre ambos países creció a $57 millones de dólares el año pasado.

El jueves, el Sur aplaudió la normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, y expresó la esperanza de mejorar sus propias relaciones con La Habana.

“El gobierno de la República de Corea da la bienvenida al acuerdo de EE.UU. que han alcanzado para reestablecer sus relaciones diplomáticas y reabrir embajadas en sus respectivos países”, dijo el ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

Noh Kwang-il, portavoz del ministerio, dijo que el gobierno “reforzará su cooperación con Cuba en las áreas de comercio, cultura y salud, y continuará mejorando las relaciones” entre ambos países.

Nam Gwang-gyu, un catedrático de la Universidad de Corea en Seúl, dijo que la normalización de relaciones entre el Sur y Cuba será un fuerte golpe diplomático al Norte, desde hace tiempo importante aliado de Cuba.

“La normalización será cuestión de tiempo. Será toda una sorpresa ideológica para Corea del Norte”, añadió Nam.

A pesar de la presión del aislamiento, algunos son escépticos sobre un cambio de rumbo del Norte.

“Es poco probable que Corea del Norte se una al cambio. Por el contrario, ahondará aún más su actual política dual de buscar las armas nucleares y el desarrollo económico mientras mantiene su método de auto-dependencia”, dice Yang Moo-jin, un profesor de la Universidad de Estudios Norcoreanos.

En todo caso, en una aparente respuesta a los desarrollos, el Norte despachó varios funcionarios de alto nivel a Cuba. La semana pasada, el miembro del buró político y secretario del Comité Central del partido, Kag Sok Ju, viajó a Cuba y se reunió con el presidente Raúl Castro.

Cuba y Corea del Norte han mantenido relaciones diplomáticas desde 1960

XS
SM
MD
LG