Enlaces para accesibilidad

Exiliados ven con recelo mayor comercio con Cuba

  • Voz de América - Redacción

Para exiliados cubanos en Miami, la apertura de EE.UU. a la isla es agridulce, sobre todo para los que tuvieron que dejar todo atrás.

Para exiliados cubanos en Miami, la apertura de EE.UU. a la isla es agridulce, sobre todo para los que tuvieron que dejar todo atrás.

Para los hombres de negocio cubano-estadounidenses, es difícil ecualizar las mayores oportunidades de comercio que ofrece la isla con los recuerdos de un pasado reciente.

La decisión del presidente Barack Obama de aliviar las restricciones al comercio de Estados Unidos con Cuba está atrayendo mucha atención de parte de la comunidad empresarial, con muchas empresas a punto de entrar al último bastión comunista en el continente americano.

Pero para los exiliados cubanos en Miami, la noticia es agridulce, sobre todo para los que tuvieron que dejar todo atrás.

Cuando Jorge Valdez tenía ocho años, él y su familia salieron de Cuba sin nada más que la ropa que llevaban puesta.

"Recuerdo que recibí de la escuela y llegar a mi casa, y había un sello en la puerta", dijo.

Ahora lo único que le queda son algunas fotografías antiguas y un montón de recuerdos.

"Cuando yo era niño, mi abuelo fumaba puros. Solíamos sentarnos en la parte delantera de la casa, y él se sentaba en una mecedora y fumaba, y yo sostenía [el puro]. Mi padre y mi tío jugabanal dominó, que es otra parte de ser cubano", dijo. "Es algo de nosotros, jugamos dominó, fumamos cigarros y asamos cerdos. Es parte de ser cubano".

Hoy, Valdez es propietario de una exitosa tienda de cigarros en Miami, Sabor Habana, con marcas dominadas por familias cubanas que también huyeron de Cuba y utilizan hoy tabacos para hacer cigarros de calidad.

Valdez dijo que la gente ha estado contrabandeando puros cubanos a Estados Unidos por años. Pero ahora, los grandes distribuidores están planeando que el mercado cubano se abra, y Valdez espera que las ventas suban.

"Creo que cuando se abre el comercio con Cuba, y cuando tenemos los cigarros cubanos para vender aquí en los Estados Unidos, habrá un aumento, por supuesto, porque era, o lo ha sido durante 50 años, fruta prohibida, por lo que todo el mundo quiere tomar un bocado de la fruta prohibida", dijo.

Al otro lado de la ciudad de Miami, el bastión de los cubano-americanos, Andy Consuegra dijo que el levantamiento del embargo comercial a Cuba instantáneamente impulsará sus ventas de vinos y licores en el Caribe.

"De un momento a otro son cuatro o cinco millones más de turistas, […] más la población local, por lo que otros 11, 12 millones de personas", dijo Consuegra.
Een la actualidad, las grandes empresas europeas dominan el mercado, ya que no están incluidos en el embargo económico de Estados Unidos, según Consuegra.

Emprendedores como Consuegra y Valdez miran con interés las oportunidades que el comercio abierto traería. Pero para Valdez, es difícil de olvidar el pasado.

"Esa es la parte amarga. Deseo ese tipo de cosas podrían ser borrados, pero hay tanto dolor durante 50 años que nos aferramos a que es difícil de ver el lado positivo de este cambio sin que haya algún beneficio para las personas que son allí", dijo.

Valdez dijo que incluso si pudiera, él no quiere regresar a la nación comunista. Dice que está contento de pasar tiempo con sus amigos y clientes en su propio poco de Cuba aquí en Miami.

XS
SM
MD
LG