Enlaces para accesibilidad

Cuba: trato a Chávez fue excepción

  • Voz de América - Redacción

Se ha dado el caso de pacientes que cuando ingresan en los hospitales de la isla tienen que llevar hasta la sábana para vestir la cama.

Se ha dado el caso de pacientes que cuando ingresan en los hospitales de la isla tienen que llevar hasta la sábana para vestir la cama.

La atención médica que recibió el mandatario venezolano en la isla no se compara en nada con la que tienen acceso los mismos cubanos.

Luego de haber sido operado de un tumor maligno en La Habana el pasado 20 de junio (2011), el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo que según los últimos exámenes médicos las células cancerosas no se han reproducido, lo que podría hablar muy bien de la medicina en la isla si no fuera porque el tratamiento recibido por el mandatario no es la regla en Cuba sino la excepción.

El deterioro hoy en día de los centros hospitalarios, la falta de personal especializado, de equipamientos, de instrumentos médicos y de medicinas fundamentales, ha acrecentado marcadas diferencias de clase entre los cubanos, que se ven obligados a buscar por sus medios lo que el Estado no les provee.

Miriam Herrera Calvo, residente de Ciudad de La Habana, periodista independiente y ex enfermera, dijo estar padeciendo de un nódulo de tiroides y un fibroma gigante, y lleva un año sin poder resolver estos problemas de salud.

Herrera relató que cuando trató de operarse en el hospital clínico quirúrgico capitalino La Benéfica, luego de una larga espera se le dijo que no podían operarla por “dificultades en los techos de los salones”.

Herrera Calvo incursionó en otros hospitales, como el Nacional, y tampoco obtuvo respuesta para remediar su padecimiento. “Además de ser negra no tengo dinero, entonces ya la cosa se enreda, como decimos los cubanos”, señaló.

Por su parte, la activista Eleonor Calvo de sólo 19 años, residente en el municipio Güira de Melena, al suroeste de la capital, dijo que aunque el gobierno cubano se vanagloria de su excelencia médica, existe una gran diferencia en cuanto a las posibilidades de la élite (funcionarios) y los extranjeros, que cuentan con sus propios hospitales en la isla. “En Cuba hay un apartheid médico en todos los sentidos”, indicó.

Calvo subrayó que “más de 30 mil trabajadores de la salud se han ido a cumplir misiones en el extranjero, mientras en Cuba hay enormes carencias materiales que hacen muy difícil y trágico para los cubanos el acceso al sistema de salud”. Según ella, las personas de la raza negra son más perjudicadas por su menor poder adquisitivo.

XS
SM
MD
LG