Enlaces para accesibilidad

Cuba: nueva huelga de hambre


Guillermo Fariñas también demanda que el gobierno cubano no dé más golpizas a los opositores.

Guillermo Fariñas también demanda que el gobierno cubano no dé más golpizas a los opositores.

El disidente Guillermo Fariñas pide esclarecer las misteriosas circunstancias de la muerte de un opositor pacífico en la isla.

El disidente cubano Guillermo Fariñas, premio Sajarov 2010, cumple este lunes su tercer día en huelga de hambre, en demanda de que el gobierno de Cuba ponga fin a la violencia política y esclarezca las causas de la muerte del opositor pacífico Juan Wilfredo Soto García.

El activista de 46 años, miembro de la Coalición Central Opositora, murió en circunstancias misteriosas el pasado 5 de mayo tras haber sido detenido y sufrir una golpiza a manos de la policía. La versión del gobierno sostiene que Soto García falleció a causa de una pancreatitis.

Fariñas ya estuvo casi al borde de la muerte al año pasado tras una huelga de hambre que duró 135 días a raíz de la muerte en la cárcel del prisionero de conciencia cubano Orlando Zapata Tamayo, y que obligó al gobierno a iniciar un proceso de excarcelación de presos políticos con mediación de la iglesia Católica en la isla.

El premio Sajarov exige que las autoridades cubanas “encausen a los autores del asesinato de Soto” y también, “un pronunciamiento público que señale que los opositores pacíficos no van a ser golpeados en las calles”.

Otro conocido miembro de la oposición, Elizardo Sánchez, líder de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, dijo que teme por la vida de Fariñas y que intentará disuadirlo para que abandone la huelga de hambre que comenzó el viernes.

“Es muy peligroso porque ha quedado probado que este gobierno es implacable y no suele responder de manera humana ante reclamos de esta naturaleza”, señaló.

Un ex preso político, José Daniel Ferrer, difundió en La Habana un llamado a “las personas de buena voluntad, tanto en Cuba como en el mundo, a que se solidaricen” con Fariñas.

Por su parte, las Damas de Blanco, madres y esposas de ex prisioneros de conciencia, dijeron apoyar moralmente la huelga de hambre del disidente.

XS
SM
MD
LG