Enlaces para accesibilidad

Cuba flexibiliza migración interna

  • Voz de América - Redacción

Los cubanos con familiares que sean titulares de una vivienda en La Habana ahora pueden asentarse en la capital.

El gobierno de Cuba suavizó las restricciones a los cubanos de migrar del interior del país hacia La Habana, según un decreto publicado el martes 22 de noviembre en la Gaceta Oficial, aunque se mantienen algunas condiciones para los que quieran mudarse a la capital.

El decreto, que modificó otro de 1997 que prohibía la migración interna de los cubanos a La Habana sin permiso oficial, ahora permite que los cubanos con familiares que sean titulares de una vivienda en La Habana se asienten en la capital.

La medida se aplica para esposos, hijos, padres, abuelos y nietos. También permite a los hijos menores de edad de un esposo o esposa que no sea titular de una vivienda a asentarse en La Habana.

Según precisa el decreto, se mantienen “las causas y condiciones que en su día motivaron la adopción del referido decreto” de 1997, que era evitar la migración masiva de los cubanos a la capital en la década de los 90, cuando Cuba vivía una fuerte crisis económica.

Pero la flexibilización de las restricciones acompaña una serie de “reajustes” económicos aprobados en abril de 2011 por el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, que detenta el poder absoluto en el país.

El 10 de noviembre, entró en vigor una ley que permite a los cubanos comprar y vender viviendas, una medida que estuvo prohibida durante medio siglo.

Aunque en teoría, la mayor parte de los cubanos son propietarios de sus casas, hasta ahora ninguno la podía vender o regalar, sólo permutarla. De hecho, a lo largo de cinco décadas, el gobierno se apropió de cientos de miles de viviendas que pertenecían a quienes emigraron o huyeron por razones políticas de la isla.

XS
SM
MD
LG