Enlaces para accesibilidad

La apuesta por el turismo y las exportaciones a Cuba


Venta de cuadros para turistas en la Vieja Habana.

Venta de cuadros para turistas en la Vieja Habana.

Se espera una gran demanda de viajes turísticos a la isla y una mayor participación para atender la demanda de alimentos por parte de Cuba.

La decisión del presidente Barack Obama de restaurar las relaciones diplomáticas con Cuba ha tenido el apoyo de quienes llevan turistas a la isla y de los granjeros que quieren vender alimentos allí.

La prohibición a los estadounidenses de hacer negocios con Cuba, la cual se mantuvo por décadas, ha sido suavizada para permitir que ciertos grupos realicen viajes educativos.

Jim Moses, líder del grupo Road Scholar, dice que la demanda de viajes a Cuba “se va ir a las nubes. Y digo esto porque hay solo un pequeño número de programas que han podido ofrecer viajes en los pasados ocho años —y apenas hemos podido cumplir con la demanda”.

Grupos de granjeros dicen que algunas excepciones al embargo les ha permitido exportar alimentos y medicinas durante varios años, pero solo $350 millones de dólares de los $2.000 millones de dólares que Cuba importa en alimentos viene de Estados Unidos.

Los granjeros de EE.UU. dicen que si se quitan las regulaciones financieras o se termina completamente el embargo, la porción del mercado aumentaría considerablemente para ellos.

David Salmonsen, de la Federación de Granjas Americanas, dice que hay un fuerte argumento a favor de los negocios.

“Tenemos la ventaja de la proximidad”, explica. “Nuestras mayores exportaciones agrícolas salen del puerto de Nueva Orleans —que está a menos de una día de navegación de Cuba. Así que somos los productores de alimentos más cercanos que tiene Cuba”.

Simon Whitler, un analista para Control Risks, una firma de consultoría que se especializa en minimizar los riesgos políticos, de seguridad e integridad, dice que las nuevas reglas menos restrictivas realmente no significan tanto cambio como parecen apuntar las noticias.

“Lo importante que hay que recordar es esto: desde el punto de vista de los negocios —al menos en el corto plazo— el cambio es más simbólico que un verdadero cambio de juego”.

La decisión de suavizar las restricciones en el comercio con Cuba ha generado la furia y las manifestaciones en algunos barrios cubano-estadounidenses en Estados Unidos.

Los cubanos cuyas familias huyeron de la isla comunista dicen que todavía persisten los problemas con los derechos humanos y que el embargo debe mantenerse hasta que haya más libertad personal.

Será el Congreso quien decida si mantener o levantar el embargo.

XS
SM
MD
LG