Enlaces para accesibilidad

El panorama es negro para Cuba


Oscar Espinosa Chepe dijo que la agricultura en Cuba en general está destruida.

Oscar Espinosa Chepe dijo que la agricultura en Cuba en general está destruida.

Un economista cubano vaticina un año muy difícil para la isla a pesar de los reajustes anunciados por el gobierno.

“Este año va a ser muy difícil en Cuba”, dijo el economista independiente cubano Oscar Espinosa Chepe refiriéndose a los reajustes económicos anunciados por el gobierno, y al despido de medio millón de trabajadores antes de abril en la isla.

En declaraciones a voanoticias.com, Espinosa señaló que no espera que la economía vaya a avanzar mucho este año con la nueva política de las autoridades en la isla de autorizar el trabajo por cuenta propia, en un país donde el monopolio de la producción ha estado hasta ahora en manos del estado.

El economista comparó esa política con un “arbolito bonsái”, y puntualizó que todo está concebido para que no crezca.

“Incluso el gobierno lo ha dicho, que el sistema de impuestos fue creado para aplastar cualquier desarrollo y las aspiraciones de la gente a progresar”, puntualizó.

Espinosa destacó entre otros obstáculos para que el trabajo por cuenta propia pueda prosperar el hecho de que no va a existir un mercado mayorista que proporcione insumos, que los impuestos van a ser muy altos y también una serie de prohibiciones administrativas.

A su juicio la decisión del gobierno cubano de eliminar la libreta de abastecimiento vigente desde 1962 es algo positivo, pero “de la forma en que se está suprimiendo el racionamiento (de alimentos y artículos de consumo básicos) es muy brutal”, porque va a afectar extremadamente a las personas con menos ingresos.

También mencionó la paradoja de que después de haber sido una gran exportadora de azúcar, Cuba la importa hoy de Brasil y Colombia, al igual que muchos otros productos como el café, del que se compra en el extranjero alrededor de 50 millones de dólares al año. “La agricultura en Cuba en general está destruida”, dijo.

Sobre el estado de ánimo de la población, indicó que “hay un sentimiento de frustración generalizada porque el proceso revolucionario creó una serie de expectativas de mejora y de progreso,y lo que hemos encontrado es todo lo contrario”.

Espinosa subrayó que en la isla se vive una situación de miseria, de salarios y de pensiones que no alcanzan para vivir.

El economista puso como ejemplo el hecho de que “el salario promedio mensual está en alrededor de los 20 dólares cuando un kilogramo de leche en polvo tiene un precio que se aproxima a los 7 dólares”.

XS
SM
MD
LG