Enlaces para accesibilidad

Cuba abierta a conversar "de todo" con Obama

  • Voz de América - Redacción

La visita de Obama servirá para que La Habana pueda “ratificarle la voluntad del Gobierno cubano de continuar avanzando en la construcción de una nueva relación (…) cimentada en el respeto de las diferencias y en los beneficios que se derivan de los lazos históricos, culturales y familiares que han unido a ambas naciones y pueblos”, dijo la diplomática cubana Josefina Vidal.

La visita de Obama servirá para que La Habana pueda “ratificarle la voluntad del Gobierno cubano de continuar avanzando en la construcción de una nueva relación (…) cimentada en el respeto de las diferencias y en los beneficios que se derivan de los lazos históricos, culturales y familiares que han unido a ambas naciones y pueblos”, dijo la diplomática cubana Josefina Vidal.

El gobierno cubano espera que el presidente de Estados Unidos pueda “tener una aproximación directa a la realidad cubana”, dijo la encargada de la política hacia EE.UU. en la candillería cubana.

La visita a Cuba del presidente de Estados Unidos, Barack Obama y su esposa Michelle, el 21 y 22 de marzo, constituirá "un paso más" en el mejoramiento de relaciones entre ambos países, declaró este jueves en La Habana la máxima responsable de la política hacia EE.UU. en la cancillería cubana, Josefina Vidal.

“El presidente tendrá la oportunidad de apreciar la realidad cubana y podremos continuar el camino del diálogo abierto, la cooperación bilateral sobre los intereses mutuos”, afirmó la funcionaria.

Vidal agregó que “Por supuesto para llegar a la normalización de esas relaciones bilaterales tendrían que solucionarse asuntos claves pendientes, incluyendo el levantamiento del bloqueo y la devolución a Cuba del territorio ilegalmente ocupado por la Base Naval en Guantánamo”.

La Casa Blanca informó que el presidente Obama tiene previsto reunirse con Raúl Castro y con miembros de la sociedad civil, empresarios y cubanos de todos los ámbitos de la sociedad, pero no se prevé un encuentro con Fidel Castro.

El viceasesor de seguridad nacional Ben Rhodes, aclaró después en rueda de prensa, que Obama se reunirá con disidentes. Rhodes encabezó las negociaciones secretas que llevaron a la normalización de relaciones con Cuba.

“Estados Unidos sigue oponiéndose y criticando las restricciones y derechos como la libertad de expresión y de reunión en Cuba”, dijo el viceasesor, y “aunque no intentamos imponer cambios a Cuba creemos firmemente que Cuba se beneficiará cuando su gente pueda ejercer sus derechos universales. Obama ha hablado de ello con el presidente Castro y seguirá haciéndolo”, señaló Rhodes.

En sus declaraciones de bienvenida al anuncio de la visita del presidente Obama, Josefina Vidal dijo que Cuba está “abierta a conversar sobre cualquier tema, incluyendo el de los derechos humanos”, aunque reiteró que La Habana y Washington “diferentes concepciones” sobre el tema.

La visita de Obama será la primera de un mandatario estadounidense a la isla desde 1928, cuando el presidente Calvin Coolidge realizó la primera y hasta entonces única visita de un mandatario de EE.UU. en funciones a La Habana.

XS
SM
MD
LG